Ruleta Gastronómica ¿Jugamos?

Ya casi en agosto ¿En serio? No me puedo creer que el verano esté pasando y aún no me haya dado un chapuzón ¡Menudo desastre! Tampoco doy crédito a que me haya saltado tres post, uy uy las experiencias se te acumulan, qué andarás haciendo Sinestesia… Ejem, ejem.

Sí, así comienzo ¿Y qué? Dirás ¿No? Para empezar, entre imprevistos, fiestas y viajes, el asentarse el domingo para teclear y dejar fluir mis historietas ha sido imposible y, como esto no deja de ser un hobby, afortunada ¡Me lo puedo permitir! Ya sabes que no puedo escribir “a lo sinestesia” si no me siento inspirada, con mi tiempo; yo y mis pensamientos alejados de todo y todos.

Tengo 4 aventuras en el baúl mental, en orden de publicación; hoy, debía contar la primera y no me apetece, así que, voy a dejarme llevar y encantada de que me acompañes.

Hecho Gastronómico Contemporáneo, el Gran Casino “Elección, Azar y Destino”

La Evolución alrededor de los fogones y de sus capitanes que ha sido dada desde los años 70 del siglo pasado hasta nuestros días es más que evidente. La época bulliniana más efervescente (2005-2011) marcó unas líneas de actuación, nuevos conceptos; la cocina pasó a ser arte apoyada por otras disciplinas y la tecnología. Época agitada donde muchos jóvenes cocineros se perdían entre humos y esfericaciones, buscando el glamour a través de imitar la cocina de moda; otros, marcaban su diferencia con una cocina de autor propia. Ahora,  creo que estamos en un momento incisivo, de inflexión, donde la variedad está servida: muchas herramientas y conocimientos libres de uso frente junto un flashback continuo a las recetas tradicionales. Es una ligera opinión sobre el contexto actual y, en base a ello, me gustaría comentar ciertos aspectos claves, vectores en la ruleta gastronómica vigente.

Ventana Digital y toda su oferta: definitivamente, la red ha dejado en estado de ebullición constante el panorama gastronómico en todos los sentidos. Buscamos recetas por internet, compartimos experiencias en los distintos perfiles sociales, iniciamos la búsqueda de la mesa/barra destino, reservamos con un click o incluso con la garantía de un descuento gracias a páginas como El Tenedor o Atrápalo, pedimos comida con diseño personalizado a través de las distintas apps existentes…

20170909_222416
Los Margaritas, moda que sigue siendo tendencia o tradición coctelera en evolución.

En todo esto, más allá de la red, el Smartphone es el Inspector Gadget que todo lo soluciona, siempre con ayuda de su sobrina Sophie “en este caso, nosotros mismos, filtramos y elegimos cómo canalizamos las opciones/información a través de nuestro móvil”. Es una pasada todo lo que hacemos con el móvil, más que una herramienta se ha convertido en una extensión inherente a nosotros.

Los negocios de hostelería, incluso muchos reacios en un principio, han tenido que adaptarse al cambio, estar on line, adaptar webs a los sistemas android, abrir cuenta en Instagram, etc. No obstante, aún hay muchos en proceso y el marketing digital es su “campanilla” evolutiva.

Los consumidores/comensales tienen grandes ventajas gracias a la digitalización de la oferta gastronómica. Por poner un ejemplo en relación a la carta de alérgenos -obligatoria desde el 13 de diciembre de 2014-; empresas como Chef Gestión ayudan a configurar la carta correctamente y cumplir la ley de alérgenos. Entrevisté recientemente a Alicia Gómez, directora de Chef Gestión, y me comentó que una cosa es tener la carta y otra estar cumpliendo la ley.

Es increíble cómo, en base a nuestros gustos, podemos elegir el lugar más idóneo para cada ocasión gracias a toda la información de la que disponemos. Está claro que, a veces, puedes ir con mejores expectativas y que la experiencia no resulte tan buena, pero esto también ocurre si vas caminando y “por azar” eliges el sitio. Las probabilidades de acertar o no están siempre latentes, en la red, en el aire; hay que jugársela para ver resultados.

No quiero dejar de mencionar que gracias a los cambios marcados por las nuevas tecnologías, uno puede hasta buscarse compañía para las experiencias; puedes querer salir a cenar y que tu peña no esté, puedes buscar a alguien con un perfil interesante y compartir la partida. O puedes apuntarte a una de esas cenas clandestinas donde compartes mesa con desconocidos. Como ves, opciones todas y más, algunas, eso sí, para mentes abiertas. Las terrazas/azoteas también son aliadas de las conexiones, bueno, si tienes suerte y no estás rodeada de instagramers, jaja….

Tendencias; fichas emergentes y al dente

Qué os voy a contar, me gusta estar al día, indagar y probar las nuevas cosas que van saliendo en cuestiones del Hecho Gastronómico, lo que no quiere decir que adore la cocina tradicional, del mismo modo que busco una sana rutina dentro de tanto ajetreo, jeje…

20170712_214857
Acre, mercado Amish con venta a granel, con amplia selección de productos y elaboraciones artesanas.

Como he mencionado antes, hoy, hay de todo y para todos. Las tendencias gastronómicas son ojo de mira cada temporada y los coolhunters están a su acecho. Algunos influencers empiezan a postear fotos con la Kombucha, a comentar que es tendencia y va calando, se crea curiosidad y la gente va en su búsqueda, así con el kale, los cruffins, los batidos detox, los huevos nube o el expresso tónico. Lo mismo con los conceptos, los bares con barras están a la última, mesas corridas, restaurantes veganos o flexitarianos, cafeterías molonas con café de especialidad, restaurantes mono producto, cocina de proximidad, comida de callejeo…

20180104_095911
Los desayunos molones están a la orden del día. Tostada/ Café en Floco Original Coffee, Badajoz

Algunas tendencias pasarán a ser moda, otras se quedarán fermentando y otras desaparecerán. Pero lo chulo de todo esto es que todos tenemos la opción de probarlas o no, de sumarnos a ellas, puntualmente, o de forma pasajera. Algunas cosas nos parecerán mejor, otras inaceptables o, simplemente, en contra de nuestra filosofía; tú eres el que mueves las fichas, la ruleta está servida y, para gustos, los colores.

Vaya… He reflexionado un rato, espero haber, al menos, despertado curiosidad por alguna palabreja comentada.  Ah ¿Dónde han quedado los cronuts? Fueron tendencia pero no moda ¿No te parece? A mí me flipan jaja.

20171101_193852
Capuchino en Vailima, Salón de Té; para sumergirte en el relax con aires parisinos.

Gracias por tu ratico ¡Hasta la próxima!

¿Por qué no? Cuestiones Palpables, Garbo de la rutina

Si pasa es por algo, si no pasa, también, de todo se saca algo, todo va sumando. Es inevitable planificar, es amable no hacerlo, la rutina se va dando entre la programación y la improvisación. Quieras o no quieras, las circunstancias son las dueñas, las reglas del juego; la mente, el manantial, siempre fluye, a veces se controla, otras te descontrola.

Madre mía, cómo empezamos hoy ¿No? El cóctel Baranoa de anoche creó su garbo y he aquí los resultados, jajaja… La reflexión estará acompañada, como siempre, de una buena tajada de experiencias, variadas, de aquí y de allá, pero tienen lo suyo ¿Me prestas 5 minutos? Venga, acompáñame.

Antes de comenzar, te pongo en situación de las secuencias, esparcidas en tiempo y espacio, con distintas connotaciones. Las he categorizado en 3 versiones: al vuelo, en solitario y Homeopáticas.  

Read Article

SONRISAS Y SORPRESAS, PÍLDORAS REVITALIZANTES

Esta semana no he tanteado muchos planes gastronómicos más allá de mi tupper, eso sí, el del lunes tuvo fortuna, Vorí Vorí o Bori Boriplato tradicional de Paraguay, con el que me sorprendió mi amiga Cinthia –sabe que me encantan sus recetas paraguayas y siempre que elabora uno de estos guisos, me guarda una ración doble-. Llega el domingo y he de saludar a Sinestesia ¿Qué cuento? ¿Qué me ha marcado esta semana? ¿Qué ha cocinado tu mente? ¿Algún hecho interesante?

Bori Bori, plato paraguay, recetas paraguayas, sinestesia gastronómica

Hago un repaso a modo de flashback y encuentro momentos gratificantes, llenos de calidad, por la gente, por la sorpresa, por las sonrisas; así que, si me lo permites, voy a enredarme en estos momentos y, si gustas, puedes enredarte tú también ¡Bienvenido!

Read Article

Campanilla entre aromas, sueños y nubarrones

Párate un momento, deja la mente en blanco “si puedes”, obsérvate tú, observa a tu alrededor, reflexiona. Ahora te pregunto ¿Cómo lo llevas? Piensa en el Slow Food, en la Fast Food y ponte en situación.

Antes de continuar con esta pequeña aventura en la que estás a punto de involucrarte, quiero decirte que sí, que Sinestesia anda más reflexiva de lo habitual, pero, ojo, no le pasa nada, solo que avanza, que mira las cosas con otra madurez y que, ante todo, necesita también respirar y comentar otros temas intrínsecos a la Buena Mesa ¡Anda, acompáñame, esto se hace muy aburrido si no es compartido!

La Calidad, burbuja subjetiva, incomprendida

La palabra calidad abarca mucho, viene “a veces” cargada de subjetividad, otras, atropellada por las expectativas previas; pero, es atributo TOP, eso no está reñido. Tras varios eventos sociales de mucha calidad “repercusión, exclusividad” presenciados últimamente, tuve una sensación momentánea que desencadenó todo este tiritintrantran que me traigo; disfrutas, claro que sí, pero al mismo tiempo piensas, “el caretismo”, dícese, según yo, ese postureo lanzado para dar imagen de felicidad y bienestar que muchos se plantan al entrar en escena ¡Qué poco me gusta!

La calidad de los encuentros la percibimos en función de las personas con las que los compartes; da igual la categoría del evento, si las personas son de tu agrado, transmiten buen rollo, la experiencia será fabulosa, memorable. Si no, te puedes sentir como un pato en un lago de cisnes. Slow Food VS Fast Food –sigo dándole vueltas a esto, pero vendrá en el siguiente capítulo, va en relación-. Dicho esto, voy a repasar algunas vivencias contigo, si gustas y te cae la oportunidad, podrás vivirlas en persona y ya me contarás.

Read Article

Año Nuevo, Vida Nueva ¿En serio?

Venga venga, Sinestesia ¡Espabila que la cuesta de enero está aquí y cuando te des cuenta, llega San Valentín, el Carnaval y tú sin escribir! Soy de esas que si empieza algo nunca lo deja a medias, o avanza o se finiquita, aunque a veces haya pecado de alargar cosas que no tenían sentido alguno, por la costumbre, por la inseguridad o la esperanza en ese “quizás funcione”. Anyway, lo que sí es cierto, es que con sus más y sus menos, he disfrutado/ aprendido del proceso. No te voy a mentir, tengo una torrija encima considerable después de Navidades, no por lo laboral que me subí al Ferrari de momento ¡Prueba superada! Sino por otras cosas de la vida, daños colaterales e iniciativas que te nublan por momentos. Fuera de envergaduras, mi frase es ¡Año Nuevo, Casa Nueva! Quienes me seguís ya lo sabéis, jejeje…

Antes de comenzar, te diré que no vas a encontrar en este primer post ninguna recomendación de sitios, no por nada, sino porque sencillamente mis últimas andanzas del 2017 son ya parte un flashback un tanto lejano. Voy a reflexionar y punto: si quieres, reflexionas conmigo, si no, ya nos vemos en los bares o en los próximos escritos ¡Tú decides!

Read Article

Aires efervescentes, Destinos cruzados

Siempre decimos “un cambio de aires viene bien”, es cierto; a veces, lo provocas, otras, se te planta y te arrastra, sí o sí, no hay opción ni elección. Pero, sea cual sea el origen, el primer cambio es el que nosotros mismos hacemos, desde el interior, con nosotros mismos. Una sueña un modo de vida, marcado por “las reglas”, las costumbres, lo que todo el mundo hace, ese modelo a seguir que parece venir con una hoja de instrucciones.

En mi caso, no me preguntes por qué, pero siempre supe que yo optaría por otra vía, ni mejor ni peor, diferente. Salí de la burbuja hace unos años, de la zona de confort, empecé a caminar libre, a ver las cosas desde otro prisma; lo más difícil es aprender a conocerte a ti mismo y, cuando caes en ello, cuando puedes tomarte una copa de vermut sola, sin wifi, sin tv y no sentirte sola, sonríes y dices “ou yeah, no me lo creo”. ¿Qué quieres decir señorita sinestésica? ¿Estás de resaca post menú Navidad? ¿Qué me cuentas hoy?

Pues verás, hoy traigo una reflexión personal apta para todos nosotros a modo de consejo u ofrenda navideña. Te propongo, o mejor dicho, te invito a que observes y sientas con tolerancia: aplíquese esto a cualquier momento, ya sea en lo personal o en lo profesional. Este vaivén mental viene marcado por mis últimas experiencias y se incrementa en estas fechas, porque veo que mucha gente “se queja, no se siente feliz” justamente por ver que su vida no era cómo la había pensado, siente fracaso por no pertenecer a ese círculo que nos han inculcado ¿Por qué?

Realmente piensas que siempre vas a estar en la burbuja de la Felicidad… ¿En serio? Chica, chico, empieza a ser tolerante contigo mismo, con tu entorno: no podemos evitar tener altibajos, somos seres humanos con sentimientos cocinados por casualidades ajenas del entorno o como quieras llamarlo.

Lo que sí puedes es “estar a gusto”, ser feliz con lo que tienes ahora, con lo que eres y lo que puedes llegar a ser. Ahora que te he dejado tocado/a… ¡Venga, te cuento dos ejemplos donde este tema se cocina en segundo plano!

Read Article

Sabrosura en Verso, Ebullición en Curso

Impactos, intuiciones, instantes que determinan y condimentan resultados. Dudamos con cierta frecuencia, barajamos distintas hipótesis ante las situaciones que se nos van presentando. Evidentemente, las personas indecisas tendrán más dificultad, necesitarán consultar y ser aconsejados/as. La incertidumbre es muy puñetera pero tiene un punto picante que mola ¿No te parece?

A santo de qué inicias el texto así, jajaja… Pues ni idea, hoy solo sé que saldré a bailar, hay planazo y estoy súper ilusionada con zamparlo a tope, con tacones y a lo loco. Eso sí, no sin antes dejar mis recomendaciones sinestésicas. Vamos allá.

Read Article

Masticando Emociones entre la realidad y la ficción

¿Cuál es la línea entre el deseo y la ilusión? ¿Qué hay de ficticio en la realidad?

Siempre he sido una persona reflexiva y creo que demasiado sensible “entre lo emocional y la empatía con una intuición para estar alerta”. Siento algo de locura en mis pensamientos, ojo, en el buen sentido, jejeje… Me gusta crear historias, no me gusta la monotonía pero sí “una sana rutina”, quiero quedar paralizada ante una mirada sin ser buscada, solo encontrada. Lo que viene a continuación, puede ser realidad, puede ser ficción… Según lectura, apta para todos y camaleónica ante los ojos que la visionen ¡Buen provecho!

Como te habrás dado cuenta, este post va a teñirse de sensaciones más que nunca, acompañado cómo no de un aderezo gastronómico propio de Sinestesia Gastronómica. ¿Por qué? Porque este es mi espacio, porque me dejo llevar por el sexto sentido y porque escribo lo que siento; además, si me estás leyendo “algo te interesa”. Allá vamos.

Read Article

Sorbos de Vida en “3 C” con chispa incluida

A veces “palpitos extraños” me sobresaltan, llámalos intuiciones o sexto sentido, pero me pasan cosas que me ponen los pelos de punta –quien me conoce, lo sabe-. Me ilusiono con facilidad y soy de las que sueña despierta, pero me alegro de ello, porque puedo decir que muchas recreaciones mentales se convirtieron en reales. No te voy a mentir, mi forma de ser también ha hecho que me lleve muchos revés, siempre pienso “todo pasa por algo y ahí me lanzo”. La última, la he hecho hace unas semanas… ya veré que pasa, jejeje… Otras sinergias siguen en mí con incertidumbre y miedo a ser descubiertas.

¿Qué te has fumado Sinestesia? ¡Qué me importa tu paranoia a mí dirás! Pues sí, pero soy así y me salió esta entradilla para contarte mis 3 últimas experiencias molonas, todas precedidas por la “C”, de cócteles, cervezas y cafés.

Read Article

Cóctel de Sensaciones y Gratitud de colores

Respiro, ligera corriente de aire que me lleva a imaginar la brisa del mar, suena el Madrid de los Domingos por mi ventana, lo es, es el momento perfecto para dejarse llevar por las emociones vividas y compartirlas. Te voy a contar 2 de las últimas experiencias, pero, antes de ello, quiero invitarte a que, mientras procedas con la lectura, vayas pensando cómo sería tu cóctel… Ya me contarás.

Zumo Natural Especial Sinestesia Gastronómica

A mitad de semana, José Luis, boliviano afincado en Madrid, actualmente estudiando cocina y trabajando en una frutería del Mercado de Vallehermoso, me comentó que tenía que pasarme por allí antes de irme de vacaciones y probar las nuevas combinaciones de zumos en las que estaba trabajando. Le dije, cuenta con ello, pero con una condición –me hacía ilusión jaja- tienes que prepararme “Sinestesia Gastronómica en un vaso”; le dije “me gusta lo agridulce, fresco y que contenga inquietud, sorpresa… ea a ver qué haces.

Batidos, Zumos Naturales, Mercado VAllermoso, Sinestesia Gatronómica
Zumo Sinestesia Gastronómica; ácido, dulce, refrescante, inquietante con esperanza latente

Sinceramente, acertó de lleno con un zumo a base de melón, pepino, berza, lima y jengibre. Verde intenso –mi color preferido y eso no se lo dije-, fresco e interesante en boca; perfecto para las tardes de verano, te quita la sed y te sacia: zumos saludables, totalmente naturales. Sé que estas recetas que elabora irán encaminadas a un proyecto o, al menos, es lo que me gustaría pensar, más allá de ser “elaboraciones fuera de carta en una frutería del Mercado”, son tan buenos que tienen alma de protagonistas en carta. A por todas y enhorabuena José Luis.

Taberna Multiespacio PerraChica, el “chic chic” de Chamberí

Vaya, van cayendo “pendientes” y de nuevo de casualidad. Por fin, visité PerraChica  (C/ Eloy Gonzalo, 10) para festejar el cumpleaños de César Valarezo, ecuatoriano afincado en Madrid, cocinero con amplia trayectoria y en  continuo aprendizaje, que algún día dará el paso, pasará a ser emprendedor, lo sé. Mientras, te animo a poner en marcha el tecleo y darle trabajo al detallazo de Lara.

El local llama la atención desde fuera y ya cuando pones un pie dentro ni te cuento, es como pasar a otro rollo: te ves sumergido en uno de esos locales guays que salen en las películas con guaperas, estilismo y mucho postureo de por medio, muy del estilo de los que visitan las chicas de la afamada serie Sexo en Nueva York. Es agosto y el local estaba a rebosar; por lo visto, aforo completo cada día desde su apertura en 2015. Nos acomodaron en una mesita baja muy chuli, con sillas y un sofá; enseguida vino el camarero a tomarnos nota, muy majo y atento durante toda la velada.

Berenjenas con Hummus, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
Bocado crujiente y con un hummus que invitaba a mojar pan, no digo más.

La oferta gastronómica va en sintonía, platos cosmopolitas, curiosas combinaciones muy dadas a poner en práctica “compartiendo”; probamos las berenjenas en tempura con miel y hummus –muy ricas y el hummus fabuloso-, tiraditos de vieras y lubina con totopos –bueno en sabor, aunque la presentación no era nada atrayente y de los totopos se podía haber prescindido-, Fideuá con rabo de toro y mahonesa de wasabi –espléndida, muy sabrosa, melosa y genial con el toque del wasabi- y las Gyozas Carlos III de cocido madrileño, crema de garbanzos y su caldito –acertadísimo y el caldo de cocido de cocción lenta, lleno de sabor-.

Fideúa Rabo de toro con wasabi, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
Mezcla de sabores potente que no dejó a nadie indiferente, recomendable

El punto fresco y el paso a paso lo marcó “Tarao” (vino blanco, verdejo), vino que más sale en la casa.

No nos quedamos a tomar el cóctel allí, queríamos seguir ON y no apalancarnos en un único lugar. Tras lo vivido, os recomiendo que paséis por la PerraChica, es un local para ver y, además, la cocina y el servicio están a la altura de las apariencias. César y José Luis han probado varios de sus cócteles y son espectaculares, para disfrutarlos no hay que pedir reserva, tan solo pasar a una de las dos barras que tienen. Para cenar, hay que reservar previamente.

Tiraditos de Vieiras, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
El tiradito de vieira bueno, pero la presentación muy sosa y los nachos sobran…

Tras la cena, fuimos a Tapanco (Calle de Trafalgar, 10) a tomar una copa, local chulo para tomar algo en el interior o en la terraza salvo cuando haga mucho calor como ayer. De ahí, pasamos a Malasaña -qué raro yo por allí jaja- y acabamos en un antro venezolano con cueva en el sótano, cachimba y caipiriña en mi caso (por cierto, muy buena, menos mal). No recuerdo el nombre del local, solo sé que si no nos lleva la Relaciones Públicas que nos pilló por la calle, no lo vemos ni con lupa.

Tapanco, de copas por chamberi, Sienstesia Gastronómica
Segunda Parada de la noche con canción de cumple incluida, César gracias por compartir el inicio de tus 32 🙂

Mi noche terminó aquí, me retiré a tiempo, perfecta, dejando el baile para otra ocasión y con una experiencia que me encantó y, por eso, la comparto. Ayer, juntos a la mesa, dos ucranianos, un boliviano, dos ecuatorianos y una extremeña; me encantan las reuniones llenas de matices, de aromas, de culturas, de historias variopintas como las que ayer pusieron el mantel. Momentos que llegan si una quiere, si una se abre al mundo, si sale de las monotonías y los círculos de siempre.

Estas han sido mis sensaciones de la semana, con cóctel “sinestesia style” incluido ¿Cuál es el tuyo?

PD: Las sensaciones van cambiando a lo largo de la vida, se perciben distintas, se nutren de matices según amplias camino y visión. Espero que tu cóctel esté combinando buenas sinergias, si no “armoniza” es que algo debes cambiar ¡Piénsalo!

Sinestesia Gastronómicas, de copas por chamberi
En una cueva de Malasaña, donde no bailamos, pero reímos y compartimos historias

Gracias a todos los que hacen posible que yo pueda saltar las sensaciones del corazón a la pantalla, esta vez, César y su hermano, Lara y su marido, José Luis… Repetiremos con Cinthia -no me olvido- y con el Macallan de los Roca -mis promesas se cumplen siempre, si no hay nada que las haga inviables.