Boda Barcarrota, las catalinas, sinestesia gastronómica, gastrosofia - copia

Año Nuevo, Vida Nueva ¿En serio?

Venga venga, Sinestesia ¡Espabila que la cuesta de enero está aquí y cuando te des cuenta, llega San Valentín, el Carnaval y tú sin escribir! Soy de esas que si empieza algo nunca lo deja a medias, o avanza o se finiquita, aunque a veces haya pecado de alargar cosas que no tenían sentido alguno, por la costumbre, por la inseguridad o la esperanza en ese “quizás funcione”. Anyway, lo que sí es cierto, es que con sus más y sus menos, he disfrutado/ aprendido del proceso. No te voy a mentir, tengo una torrija encima considerable después de Navidades, no por lo laboral que me subí al Ferrari de momento ¡Prueba superada! Sino por otras cosas de la vida, daños colaterales e iniciativas que te nublan por momentos. Fuera de envergaduras, mi frase es ¡Año Nuevo, Casa Nueva! Quienes me seguís ya lo sabéis, jejeje…

Antes de comenzar, te diré que no vas a encontrar en este primer post ninguna recomendación de sitios, no por nada, sino porque sencillamente mis últimas andanzas del 2017 son ya parte un flashback un tanto lejano. Voy a reflexionar y punto: si quieres, reflexionas conmigo, si no, ya nos vemos en los bares o en los próximos escritos ¡Tú decides!

Read Article

20171216_212216

Aires efervescentes, Destinos cruzados

Siempre decimos “un cambio de aires viene bien”, es cierto; a veces, lo provocas, otras, se te planta y te arrastra, sí o sí, no hay opción ni elección. Pero, sea cual sea el origen, el primer cambio es el que nosotros mismos hacemos, desde el interior, con nosotros mismos. Una sueña un modo de vida, marcado por “las reglas”, las costumbres, lo que todo el mundo hace, ese modelo a seguir que parece venir con una hoja de instrucciones.

En mi caso, no me preguntes por qué, pero siempre supe que yo optaría por otra vía, ni mejor ni peor, diferente. Salí de la burbuja hace unos años, de la zona de confort, empecé a caminar libre, a ver las cosas desde otro prisma; lo más difícil es aprender a conocerte a ti mismo y, cuando caes en ello, cuando puedes tomarte una copa de vermut sola, sin wifi, sin tv y no sentirte sola, sonríes y dices “ou yeah, no me lo creo”. ¿Qué quieres decir señorita sinestésica? ¿Estás de resaca post menú Navidad? ¿Qué me cuentas hoy?

Pues verás, hoy traigo una reflexión personal apta para todos nosotros a modo de consejo u ofrenda navideña. Te propongo, o mejor dicho, te invito a que observes y sientas con tolerancia: aplíquese esto a cualquier momento, ya sea en lo personal o en lo profesional. Este vaivén mental viene marcado por mis últimas experiencias y se incrementa en estas fechas, porque veo que mucha gente “se queja, no se siente feliz” justamente por ver que su vida no era cómo la había pensado, siente fracaso por no pertenecer a ese círculo que nos han inculcado ¿Por qué?

Realmente piensas que siempre vas a estar en la burbuja de la Felicidad… ¿En serio? Chica, chico, empieza a ser tolerante contigo mismo, con tu entorno: no podemos evitar tener altibajos, somos seres humanos con sentimientos cocinados por casualidades ajenas del entorno o como quieras llamarlo.

Lo que sí puedes es “estar a gusto”, ser feliz con lo que tienes ahora, con lo que eres y lo que puedes llegar a ser. Ahora que te he dejado tocado/a… ¡Venga, te cuento dos ejemplos donde este tema se cocina en segundo plano!

Read Article

20171027_214820

Sabrosura en Verso, Ebullición en Curso

Impactos, intuiciones, instantes que determinan y condimentan resultados. Dudamos con cierta frecuencia, barajamos distintas hipótesis ante las situaciones que se nos van presentando. Evidentemente, las personas indecisas tendrán más dificultad, necesitarán consultar y ser aconsejados/as. La incertidumbre es muy puñetera pero tiene un punto picante que mola ¿No te parece?

A santo de qué inicias el texto así, jajaja… Pues ni idea, hoy solo sé que saldré a bailar, hay planazo y estoy súper ilusionada con zamparlo a tope, con tacones y a lo loco. Eso sí, no sin antes dejar mis recomendaciones sinestésicas. Vamos allá.

Read Article

20171010_142100

Masticando Emociones entre la realidad y la ficción

¿Cuál es la línea entre el deseo y la ilusión? ¿Qué hay de ficticio en la realidad?

Siempre he sido una persona reflexiva y creo que demasiado sensible “entre lo emocional y la empatía con una intuición para estar alerta”. Siento algo de locura en mis pensamientos, ojo, en el buen sentido, jejeje… Me gusta crear historias, no me gusta la monotonía pero sí “una sana rutina”, quiero quedar paralizada ante una mirada sin ser buscada, solo encontrada. Lo que viene a continuación, puede ser realidad, puede ser ficción… Según lectura, apta para todos y camaleónica ante los ojos que la visionen ¡Buen provecho!

Como te habrás dado cuenta, este post va a teñirse de sensaciones más que nunca, acompañado cómo no de un aderezo gastronómico propio de Sinestesia Gastronómica. ¿Por qué? Porque este es mi espacio, porque me dejo llevar por el sexto sentido y porque escribo lo que siento; además, si me estás leyendo “algo te interesa”. Allá vamos.

Read Article

Areia Colonial Chill Out, Cócteles Madrid Centro, Sinestesia GAstronómica, Summer World Combo

Sorbos de Vida en “3 C” con chispa incluida

A veces “palpitos extraños” me sobresaltan, llámalos intuiciones o sexto sentido, pero me pasan cosas que me ponen los pelos de punta –quien me conoce, lo sabe-. Me ilusiono con facilidad y soy de las que sueña despierta, pero me alegro de ello, porque puedo decir que muchas recreaciones mentales se convirtieron en reales. No te voy a mentir, mi forma de ser también ha hecho que me lleve muchos revés, siempre pienso “todo pasa por algo y ahí me lanzo”. La última, la he hecho hace unas semanas… ya veré que pasa, jejeje… Otras sinergias siguen en mí con incertidumbre y miedo a ser descubiertas.

¿Qué te has fumado Sinestesia? ¡Qué me importa tu paranoia a mí dirás! Pues sí, pero soy así y me salió esta entradilla para contarte mis 3 últimas experiencias molonas, todas precedidas por la “C”, de cócteles, cervezas y cafés.

Read Article

Cóctel de Sensaciones, Perrachica, Sinestesia Gastronómica

Cóctel de Sensaciones y Gratitud de colores

Respiro, ligera corriente de aire que me lleva a imaginar la brisa del mar, suena el Madrid de los Domingos por mi ventana, lo es, es el momento perfecto para dejarse llevar por las emociones vividas y compartirlas. Te voy a contar 2 de las últimas experiencias, pero, antes de ello, quiero invitarte a que, mientras procedas con la lectura, vayas pensando cómo sería tu cóctel… Ya me contarás.

Zumo Natural Especial Sinestesia Gastronómica

A mitad de semana, José Luis, boliviano afincado en Madrid, actualmente estudiando cocina y trabajando en una frutería del Mercado de Vallehermoso, me comentó que tenía que pasarme por allí antes de irme de vacaciones y probar las nuevas combinaciones de zumos en las que estaba trabajando. Le dije, cuenta con ello, pero con una condición –me hacía ilusión jaja- tienes que prepararme “Sinestesia Gastronómica en un vaso”; le dije “me gusta lo agridulce, fresco y que contenga inquietud, sorpresa… ea a ver qué haces.

Batidos, Zumos Naturales, Mercado VAllermoso, Sinestesia Gatronómica
Zumo Sinestesia Gastronómica; ácido, dulce, refrescante, inquietante con esperanza latente

Sinceramente, acertó de lleno con un zumo a base de melón, pepino, berza, lima y jengibre. Verde intenso –mi color preferido y eso no se lo dije-, fresco e interesante en boca; perfecto para las tardes de verano, te quita la sed y te sacia: zumos saludables, totalmente naturales. Sé que estas recetas que elabora irán encaminadas a un proyecto o, al menos, es lo que me gustaría pensar, más allá de ser “elaboraciones fuera de carta en una frutería del Mercado”, son tan buenos que tienen alma de protagonistas en carta. A por todas y enhorabuena José Luis.

Taberna Multiespacio PerraChica, el “chic chic” de Chamberí

Vaya, van cayendo “pendientes” y de nuevo de casualidad. Por fin, visité PerraChica  (C/ Eloy Gonzalo, 10) para festejar el cumpleaños de César Valarezo, ecuatoriano afincado en Madrid, cocinero con amplia trayectoria y en  continuo aprendizaje, que algún día dará el paso, pasará a ser emprendedor, lo sé. Mientras, te animo a poner en marcha el tecleo y darle trabajo al detallazo de Lara.

El local llama la atención desde fuera y ya cuando pones un pie dentro ni te cuento, es como pasar a otro rollo: te ves sumergido en uno de esos locales guays que salen en las películas con guaperas, estilismo y mucho postureo de por medio, muy del estilo de los que visitan las chicas de la afamada serie Sexo en Nueva York. Es agosto y el local estaba a rebosar; por lo visto, aforo completo cada día desde su apertura en 2015. Nos acomodaron en una mesita baja muy chuli, con sillas y un sofá; enseguida vino el camarero a tomarnos nota, muy majo y atento durante toda la velada.

Berenjenas con Hummus, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
Bocado crujiente y con un hummus que invitaba a mojar pan, no digo más.

La oferta gastronómica va en sintonía, platos cosmopolitas, curiosas combinaciones muy dadas a poner en práctica “compartiendo”; probamos las berenjenas en tempura con miel y hummus –muy ricas y el hummus fabuloso-, tiraditos de vieras y lubina con totopos –bueno en sabor, aunque la presentación no era nada atrayente y de los totopos se podía haber prescindido-, Fideuá con rabo de toro y mahonesa de wasabi –espléndida, muy sabrosa, melosa y genial con el toque del wasabi- y las Gyozas Carlos III de cocido madrileño, crema de garbanzos y su caldito –acertadísimo y el caldo de cocido de cocción lenta, lleno de sabor-.

Fideúa Rabo de toro con wasabi, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
Mezcla de sabores potente que no dejó a nadie indiferente, recomendable

El punto fresco y el paso a paso lo marcó “Tarao” (vino blanco, verdejo), vino que más sale en la casa.

No nos quedamos a tomar el cóctel allí, queríamos seguir ON y no apalancarnos en un único lugar. Tras lo vivido, os recomiendo que paséis por la PerraChica, es un local para ver y, además, la cocina y el servicio están a la altura de las apariencias. César y José Luis han probado varios de sus cócteles y son espectaculares, para disfrutarlos no hay que pedir reserva, tan solo pasar a una de las dos barras que tienen. Para cenar, hay que reservar previamente.

Tiraditos de Vieiras, Perrachica, Sinestesia Gastronómica
El tiradito de vieira bueno, pero la presentación muy sosa y los nachos sobran…

Tras la cena, fuimos a Tapanco (Calle de Trafalgar, 10) a tomar una copa, local chulo para tomar algo en el interior o en la terraza salvo cuando haga mucho calor como ayer. De ahí, pasamos a Malasaña -qué raro yo por allí jaja- y acabamos en un antro venezolano con cueva en el sótano, cachimba y caipiriña en mi caso (por cierto, muy buena, menos mal). No recuerdo el nombre del local, solo sé que si no nos lleva la Relaciones Públicas que nos pilló por la calle, no lo vemos ni con lupa.

Tapanco, de copas por chamberi, Sienstesia Gastronómica
Segunda Parada de la noche con canción de cumple incluida, César gracias por compartir el inicio de tus 32 :)

Mi noche terminó aquí, me retiré a tiempo, perfecta, dejando el baile para otra ocasión y con una experiencia que me encantó y, por eso, la comparto. Ayer, juntos a la mesa, dos ucranianos, un boliviano, dos ecuatorianos y una extremeña; me encantan las reuniones llenas de matices, de aromas, de culturas, de historias variopintas como las que ayer pusieron el mantel. Momentos que llegan si una quiere, si una se abre al mundo, si sale de las monotonías y los círculos de siempre.

Estas han sido mis sensaciones de la semana, con cóctel “sinestesia style” incluido ¿Cuál es el tuyo?

PD: Las sensaciones van cambiando a lo largo de la vida, se perciben distintas, se nutren de matices según amplias camino y visión. Espero que tu cóctel esté combinando buenas sinergias, si no “armoniza” es que algo debes cambiar ¡Piénsalo!

Sinestesia Gastronómicas, de copas por chamberi
En una cueva de Malasaña, donde no bailamos, pero reímos y compartimos historias

Gracias a todos los que hacen posible que yo pueda saltar las sensaciones del corazón a la pantalla, esta vez, César y su hermano, Lara y su marido, José Luis… Repetiremos con Cinthia -no me olvido- y con el Macallan de los Roca -mis promesas se cumplen siempre, si no hay nada que las haga inviables.

Hogaza a los 5 quesos por Gabriela, del catering Cattaleya. Mucho éxito.

Sabor volátil, recuerdo efímero, honesta calidad

Permíteme un inciso antes de arrancar con el “no sé qué” que te voy a contar –créeme que aún no lo tengo claro- para comentarte que, en días de plena ocupación laboral, donde la perfección y el control quieren marcar el ritmo, aquí “la que te teclea” está intentando romper ciertos hábitos en pro de mejorar ¡Claro está! (No te los voy a contar, eso lo dejo para otro día). De ahí que, el pasado fin de semana, hubiera ausencia en mi post semanal y que hoy esté siendo sinestesia el sábado en vez de los domingos.

Read Article

EL loco Antonelli, La Chispería de Chamberi, Empanada de Callos de Pulpo, Sinestesia Gastronómica, tapas

El lado bueno de las cosas, TIC-TAC

El tiempo, el ingrediente más generalizado y personalizado

Si te paras a pensar en la palabra “tiempo”, en todo lo que denota, ves que todo, al final, es tiempo. El tiempo es el mismo, pero cada persona lo percibe de una manera, a veces más rápido, otras más lento; las circunstancias son aquí decisivas también. Hay varias frases que vienen al caso y que me gustaría remarcar “todo llega a su tiempo” y “todo pasa por algo”; no está demás decir que, en lo que a cocina se refiere, el tiempo es realmente el jefe, cada ingrediente tiene su tiempo de cocinado y de conserva. Todo esto porque, de madrugada, me desperté y me vino a la cabeza este comienzo… Creo que estoy un tanto flipada y te prometo que no he fumado nada, jeje

Ya que que este tic-tac me ha robado el sueño, voy a reflexionar un poco sobre ello; el tiempo es muy importante para el crecimiento personal, vamos madurando, gloria bendita y, si mientras, viajas y conoces otra cultura, la apertura de mente es un bien que llega y que te cambia por completo. En el 2012, tras 11 años en Madrid, salí literalmente escopetada; dejé el trabajo, la saturación de todo me podía, las circunstancias en aquella época… Tenía la vida hecha (un trabajo en agencia gastronómica, novio, rutina, gym al lado de casa…) ¡Qué ilusa que era! Ahora, la base es la misma, la que pisa es distinta.

Read Article

15625999_10210990392932520_6207371539451774932_o

Receta Única e Intransferible

Abrí el fin de semana con una hoja en blanco, dejé entrar a la espontaneidad, me apetecía estar sola, anhelaba la compañía… Dotes de una géminis “no podía ser de otra manera”. Ahora, me siento, reflexiono y pongo por escrito cuanto mi mente transmite, sin filtros; en este sentido, orgullosa de no haber hecho de mi blog algo comercial, me permite flexibilidad y personalidad. Eso sí, gracias a él, lo paso de vicio y conozco gente muy afín a mí.

Aprovechando que es el Día de la Madre, felicito a todas las madres del universo; son únicas, ellas lo saben y tú también. Mi madre ahora tiene whatsapp y lee mis escritos –nunca lo imaginé, pero ya hasta hace recetas con los videos de youtube-, así que, este post va por ti, por poner toda tu voluntad para que hoy sea quien soy –lo sé, muy muy castigosa-caprichosa que he sido, jeje-. Me he ido puliendo, curtiendo, he aprendido a ser yo “evolucionando cada día; ahora, una mirada distinta me acompaña, con matices dados de la experiencia, las aventuras, los años”. Hoy voy a ser muy breve, no quiero enrollarme, te dejaré una reflexión y espero que disfrutes mucho este día en familia o con amigos.

Read Article

20170422_111411

Los Nuevos Foodies

¿Apasionados o imitadores de modas?

Ya sabéis ¿No? Los foodies, y no me refiero al monstruo de las galletas jeje, si no a ese término que como todo lo cool que viene de fuera “mola y se queda”. La palabra fue creada en 1984 –anda, justo un año más tarde de mi aparición en este mudo- por Paul Levy, Ann Barr y Mat Sloan para su libro The Official Foodie Handbook (El manual oficial para los foodies) para designar a las personas aficionadas a la comida y a la bebida. Con el boom de la cocina, los chefs estrellas y, cómo no, los shows televisivos, el foodie salió del baúl para pegar fuerte y ser hasta cansino –foodie por allí, foodie por allá-. Así que, vamos a gastrosofear un poquito sobre ello y a ver dónde nos lleva la mente en esta ocasión.

6-Ideas-for-Staying-Fit-if-You-Are-a-Foodie

Por mi parte, según las connotaciones designadas por el término, resulta que soy una foodie empedernida ¡Dios mío, qué castaña! Si ya de por sí soy reiterativa, imagínate con los asuntos del comer “pasión, conocimiento y experiencia en una coctelera”. Eso sí, si eres de los que le apasiona el tema, puedo resultar hasta maja y que, tras el café, la cena o el gin tonic, hasta me piropees.

Bajo mi punto de vista, hay que hacer un alto a este anglicismo; los que realmente son apasionados y los que son corderitos fieles a las modas y, cómo no, quieren estar a la última y, para ello, frecuentarán los restaurantes más punteros, tomarán los baos a pie de calle, visitarán los Street Food Market, asistirán a cenas clandestinas-talleres de cocina y hasta se harán bloggeros con delantal si hace falta, todo por ser el más TOP del Trending Topic gastronómico.

20170422_112426
Fatayer de Carne de una tienda muy especial en los alrededores de la Mezquita de la M-30, SHAM

Pero, y los apasionados ¿Dónde quedan en esta burbuja? Siguen su rumbo, su sentir, son auténticos, objetivos, saben lo que quieren y les importa un pimiento lo que esté de moda: ellos son gastrónomos practicantes aunque no acudan al rezo diario ni practiquen el foodismo propiamente dicho. Ellos se caracterizan por ser curiosos ante el Hecho Gastronómico: se emocionan ante los nuevos sabores y las cocinas de otras culturas, se pierden en las tiendas de barrio, disfrutan en los supermercados, son investigadores en evolución, les gusta cocinar, buscan el mejor momento para el disfrute de los placeres del comer, sienten con el sexto sentido cada bocado y suelen ser creativos, viajeros y detallistas. ¿Te identificas aquí? Bienvenido pues.

20170422_110200
Supermercado árabe “Amana” aunque todos los vecinos lo conocen como “Carrefood”

Muchas de las dotes son innatas, otras se van forjando con la experiencia. En mi caso, no lo puedo explicar, siento devoción por la gastronomía, los productos frescos y elaborados, lo desconocido al paladar… Desde bien pequeña recuerdo la chispa que me producía todo esto, una chispa que me contenta mantener viva y en efervescencia.

20170422_112510
Nidos de Pistachos y Anacardos de la Pastelería SHAM, dulces artesanales de Siria

Precisamente, hoy, volví a ser una niña, me perdí por los alrededores de la Mezquita de la M-30, entrando en cada tienda con el fin de curiosear; sentí que viajaba, porque es una de las primeras cosas que hago cuando viajo, pero, además, volví a la infancia, a sentir que no sabía nada, que tenía que preguntar para que me explicaran que era El Halva (especie de turrón típico de la India, Pakistán y Persia) que parecía delicioso, especialmente, el de pistacho.

Salí a correr sin tener ni idea de que acabaría viajando a Oriente Medio, imaginando cómo será mi próxima vez “con monedero en mano” y la cesta de la compra –el pan árabe, varias especias, delicias turcas, halva y un tajin vendrán conmigo sí o sí-. Además, descubrí una pastelería que hace todo tipo de elaboraciones dulces y saladas típicas de Oriente Medio “Sham” -C/ Antonio Calvo, 3-; el propietario, muy amable, dialogó conmigo y me regaló un par de dulces para mi merienda.

20170422_112553

Me despedí del barrio, volví a ponerme los auriculares, vuelta a casa, escuchando música y cocinando las reflexiones foodies que acabo de soltarte. A todo esto, tú ¿Cómo te ves? ¿Eres apasionado, no tiene por qué ser en gastronomía, o eres imitador de modas? Si eres del segundo bando, te animo a que seas original y, para ello, solo tienes que ser TÚ.