Conexión Desconexión, anhelos efímeros

Visitar Madrid sintiéndome de vuelta, sin quedadas, sin planes establecidos, perdiéndome por las calles, esa era la idea, acompañada de la desconexión más absoluta. Si a ello sumas que cuentas con una amiga donde su casa es tu casa, sentirse de vuelta es un plan sumamente fácil. Y, así, con esta entradilla daré paso a cómo disfrutar de un viaje de la manera más sencilla.

Madrid, cómo lo echo de menos, esa fue mi primera sensación al pasar por Chamberí, me encantaba vivir en este barrio, sentí cierta nostalgia con gusto (señal de que estaba contenta donde estaba, un capítulo bonito de recordar). El tiempo decía “no salgas sin paraguas”, pero dio algo de tregua y, a pesar de la lluvia momentánea, no hacía nada de frío y pasear era buena opción. Como indiqué, no había plan, solo quería disfrutar y, en mente, intentar probar los cubos de croissant rellenos de Panem (es uno de mis pendientes más irresistibles). 

Read Article