Ruleta de Sabores; ADN Personal

Con este calor, dormir es complicado y ponerse delante del ordenador tampoco apetece mucho la verdad, pero, si mínimamente me tienta la apetencia, me cuesta poco ser la sinestesia de los domingos.  Desayuné poniendo en práctica una idea que pasó por mi mente recientemente y, a partir de ahí, el fluir de este texto, entrelazando recuerdos y reflexiones. ¡Bienvenidos a la ruleta mágica de tu memoria gustativa!

Ayer, cenando una ensalada de arroz integral con anchoas y falsa mahonesa, mi mente atrapó este pensamiento “uhm, tengo que hacer algo con anchoas y chocolate blanco, me da que juegan bien juntos”. Compré cobertura de chocolate blanco con la intención de hacer unas cookies de matcha, aún pendientes  y, mientras tanto, he ido dándole uso en otras partidas. Siempre tengo Msemen, también llamado Rghaif, en el congelador (pan árabe tipo tortitas o panqueques cuadrados y que son exquisitos) y lo suelo tomar para desayunar, con dulce o salado, según me plazca. Lo primero que hago es meterlo en la tostadora, queda doradito y crujiente ¡Puro vicio!

Read Article