Sabor a destiempo o contratiempos al punto

La mente y sus cosas. Somos capaces de montar un banquete, recorrer París o hacer la maleta en un pensamiento; seguro que, más de una vez, te vas a dormir con unos ideales para el día siguiente o inicias la semana con un calendario de actividades y, en realidad, no pasa nada o pasa pero de otra forma. El caso es que, siempre hay un porcentaje de probabilidades de que los imprevistos entren en escena. Al final, lo importante es que puedas contar la historia, da igual la trama y el cómo. Esta semana, los imprevistos me han dado capítulos diferentes y, he aquí, que inicie así el post de hoy.

Read Article