Parchís Sinestésico ¡El rol de jugar con éxito!

Hola, me llamo Raquel ¿Puedo acoplarme? A veces es tan fácil, a veces tan difícil. Supongo que alguna vez has estado solo/a en un sitio, anhelando compañía, si no, seguro que has tenido la duda de dar ese primer paso, lanzar la pregunta. ¿Eres de los que se lanza o de los que se acobija?

Te contaré un secreto antes de la partida del día. Yo era de las que se acobijaba, sentada en primera línea de clase, roja como un tomate al salir al frente, pero, queriendo salir, dar el paso. Lo he contado varias veces “compré un billete sin pensarlo dos veces y ese click hizo girar mi ruleta con otros aires, otros puntos de mira”. Salí entonces de la cueva, empecé a pillar las oportunidades a tiempo, a no andarme con rodeos, mareos de cabeza que no llevan a ninguna parte. ¿Por qué este goteo inicial? Sencillo. Los tres últimos findes que he pasado “geniales” son dados gracias a este cambio de línea. Los resumiré –hoy, 2, para que no me digas pesada-, con sus pases principales, con la única intención de que entres en alguna ocasión o los recrees a tu modo, con quien quieras y donde quieras.

Read Article