BizcochoHigosSanAntonio2CsinestesiagastronC3B3mica2Ctartadehigos2ChigosdeSanAntonio

BIZCOCHO DE HIGOS SAN ANTONIO

Inventando, improvisando y cocinando de Temporada

Mucho, mucho calor hace en Extremadura, de este que no te deja pegar ojo por las noches, del que, tras la comida, te deja fuera de combate y, en donde, el agua y lo fresquito se convierten en tus aliados de trabajo. En este contexto, los productos de temporada se quitan el sombrero y te dan gozos inmensos, al natural o versionados ¡Tú decides, pero la calidad está servida, es garantía de sabor, de placer!

Entretanto y en base a ello, te presento otro de mis enredillos culinarios, esta vez, con unos Higos de San Antonio, variedad autóctona de mi tierra, junto a los Tiberios y De Rey. Un bocado jugoso que sorprende y un dulce peligro que enamora.
Ingredientes
  • 8 o 10 higos Tiberios
  • 3 huevos
  • 3 tazas de harina
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 50 grs de mantequilla
  • ½ taza de leche
  • 1 chorrito de vino amontillado (Ron u otro destilado)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Pizca de sal
Glaseado:  zumo de ½ limón y azúcar glass hasta espesar.

Elaboración
1.- Pelar los higos, trocear y poner en un bol grande, donde iremos echando todos los ingredientes. Añadir el resto de ingredientes y mezclar con la túrmix. Al final, añadir alguna especia si se desea.
2.- Cocer en el horno, previamente calentado, a 180º durante 40 minutosaproximadamente. Ya sabes, el truco del palillo, cuando pinchemos y salga limpio, tendremos nuestro bizcocho listo. Yo cuando está casi casi, apago el horno y lo dejo ahí un poco más, con la puerta entreabierta, así se termina de hacer sin que se me pase o quede seco.
3.- Tras esto, desmoldar en templado y esperar a que se enfríe para cubrirlo con el glaseado.
Finalmente, destacar que el higo es un producto con mucha proyección y que está en plena expansión. En Extremadura hay tres grandes zonas donde el cultivo de la higuera es protagonista desde hace décadas. En la comarca de Badajoz, la producción se concentra en Salvaleón-Barcarrota-Higuera de Vargas. Por su parte, en la provincia de Cáceres hay dos grandes zonas productoras: La Vera y del Jerte, centradas en la variedad Cuello de Dama, y la Villa de Almoharín, principal zona de producción de higos secos.

 

Nada más, solo animarte a que pruebes este bizcocho; es de los inventos que improviso y me sorprenden gratamente. A mis invitados les encantó, el bizcocho desapareció en un pis pas. Por eso, lo anoté, para que puedas disfrutar tú también de este bocado de temporada que no te dejará indiferente.

 

Un abrazo #bizcocholovers,
Raquel

TARTA DE QUESO Y FRESAS “CALIDAD EXTRA”

Con productos artesanos, de temporada, creatividad e improvisación

Tartas de queso hay muchas, según el queso empleado, con o sin cocción, con o sin galletas…

Pero, sin duda alguna, la versión cheesecake es la más internacional y recreada; a partir de la original, la famosa tarta de queso se ha diversificado y, hoy en día, la tenemos de todo cuanto deseemos. Triunfan tanto las más básicas –de limón, moras, melocotón, fresas…- hasta las más extrovertidas, con oreo, huesitos, donut, etc.
Creo que todas tienen cabida, tienen su momento; para comerla con más asiduidad o como postre, será mejor una tarta de queso básica, refrescante. Mientras que para una merienda, podríamos apostar por una creativa, más contundente.
Read Article
TartaDOnuts2CDonutsCake2CDonutCheesecake2CTartadedonuts2Csabordonut2CsinestesiagastronC3B3mica2CTartaCumpleaC3B1os

TARTA DONUTS “VERSIÓN ORIGINAL”

Sensaciones redondas, consejos prácticos y toques de autor

Cada 5 de junio sea donde sea y como sea “tengo que soplar velas”, lo dice mi partida de nacimiento y yo que soy muy cumplida lo hago con gusto; es un regalo poder seguir soplando y sumando. La tradicional Tarta de Galletas –siempre versionada, pues ya me conoces, jeje- ha sido mi fiel compañera desde la infancia, pero, esta vez, quería hacer algo diferente y la Tarta Donuts me venía tentando desde hace algún tiempo.

 

Me encantan los donuts y, aunque prefiero los frescos de pastelería, es un hecho que los originales de la Marca Panrico son únicos e irresistibles, su aroma les delata y si los pruebas estás perdido, porque te conviertes en un donutero/a de por vida. De todos los que han sacado, el mejor sigue siendo “el blanco, el glaseado” o al menos para mí. Su aroma, textura y sabor solo indican una cosa “soy un donut”.
Read Article
TartaMousseNaranjaLimC3B3n2CSinestesiaGastronC3B3mica2CPostreNavidad2CMousselimC3B3n2CRecetaPostre

Tarta Mousse Naranja Limón

Bocado airoso, refrescante y sin gluten, apto para deleitar el paladar 

Pasó la Nochebuena, la Navidad y ya solo nos queda despedir el 2015, otro año que termina y otro año que comienza. Es una noche de celebración, especial para más de uno y que suele ser el punto de partida de nuevos propósitos. Antes de contaros la receta de hoy, me gustaría darte un mensaje: “cada día es un regalo que todos los días abrimos; hay que abrirlo y disfrutarlo, porque nunca sabemos que otros detalles nos avecinan”.

Seguro que este año os deja muchos recuerdos, unos con mejor retrogusto que otros, pero esto es así y hay que seguir sumando experiencias, aprendiendo con ellas. Personalmente, soy de las personas que a todo lo malo siempre le acaba sacando su parte buena; al fin y al cabo, para que el plato esté rico, mejor con buenos ingredientes, jeje…Y, ahora sí, te presentaré a la protagonista del día:
“Tarta de Mousse de Naranja y Limón”
Elegí esta receta por los siguientes motivos:
  • Me gustan los contrastes en apariencia y en boca
  • Un postre suave y ligero que se coma sin hambre
  • Tengo el naranjo y el limonero cargaito de fruta
  • Algo dulce, fresquito y sin gluten
  • Qué fuera ideal para finalizar una comida navideña
Ingredientes
– 400 ml Nata líquida (35% MG)
– 4 Claras de Huevo
– Zumo de 2 limones pequeños y 2 naranjas
– 4 hojas de gelatinas (o cuajada)
– 350 grs. de leche condensada
– 200 grs. de galletas sin gluten (12 unid.)
– 80 grs. de harina de nuez (una tacita)
– 2 cucharadas de maicena
– 140 grs. de mantequilla
– 50 grs. Azúcar glas (aproximadamente*)
– Opcional: una pizca de curry y pimienta rosa

 

Elaboración
  • Mezclar las galletas trituradas, la maicena y la harina de nuez (nueces trituradas) con la mantequilla derretida hasta formar una pasta homogénea: colocar presionando en la base de un molde desarmable (aprox. 24 cm) ligeramente engrasado o poner el aro del molde en el plato final, así no tendrás que cambiar la tarta. Hornear hasta que quede crujiente. (10 minutos)
  • Hidratar la gelatina en agua fría.
  • Montar la nata con las varillas y mezclar con la leche condensada. Dividir en dos moldes, para elaborar las dos mousses: en uno añadiremos el jugo de limón y en otro el de naranja. Secamos la gelatina y la diluimos en un poquito de leche caliente. Añadir en el mousse y mezclar bien.
  • Montar las claras a punto de nieve, con una pizca de sal y dos cucharadas de azúcar glas.
  • Añadir parte de las claras a la mousse de naranja y la otra mitad a la de limón. La mousse de naranja la condimentaremos con una pizca de curry y con ralladura de naranja, para que le dé más aroma, sabor y color.
  • Finalmente, añadir la mousse de naranja sobre la base de galletas y a continuación, mediante jarrita o sobre cuchara, ir añadiendo la mousse de limón, para que no se mezclen las mousses. Si quedara muy líquida la mousse de naranja, dejar que cuaje en la nevera y cuando esté consistente, cubrir con la mousse de limón.
  • Decorar a gusto; en mi caso, con gajos y ralladura de naranja al natural, espolvoreado con un poquito de pimienta rosa.

 

Observación: he puesto “aproximadamente” en la cantidad de azúcar, porque dependerá de lo fuerte que os guste el sabor a limón y de lo ácida que sea la fruta. Al llevar leche condensada, incluso si queréis no tenéis que incorporar azúcar, tan solo al montar las claras (2 cucharadas). Por otra parte, el curry casi ni se nota y le queda bien (totalmente opcional). La pimienta espolvoreada sí la recomiendo; le da un toque interesante y distinto.
Y, ya sabes, a partir de aquí, libertad de expresión y presentación: puedes hacer un caracol de naranja y limón, servirlo en copa sin base de galleta o en cucurucho, incluso como mini tartitas individuales.
Sin más, espero que te haya gustado y la pongas en práctica. Esta tarta es perfecta como postre, suave fresquita y no empalaga nada de nada. También será más que agradecida para una tarde de café o té.

 

Una cosa más, naranja, limón, dulce, ácido, crujiente con sorpresa de curry y pimienta… Pensado así, es un reflejo de los sabores de la vida misma. ¿No crees? ¡Qué seas feliz día a día!

Si quieres, puedes echar un vistazo al Mousse de limón con Moras, rico rico y también muy ligerito, jejeje
BrigadeirosdeChocolate2CPostreBrasil2CSinestesiaGastronC3B3mica2CBesitosdecoco2CTrufasbrasileC3B1as-copia

POSTRES BRASILEÑOS

“Brigadeiros de Chocolate y Besitos de Coco”

La Navidad se aproxima, estamos a una semana de la Nochebuena, disfrutando de las comidas de empresas  y  planificando las venideras con amistades y familiares. 
Por supuesto, estoy segura que alguno de vosotros ya está planificando el menú de Navidad y yo, desde Sinestesia Gastronómica, quiero compartir con vosotros unos dulces regalitos que descubrí hace poquito y que son perfectos para acompañar nuestros encuentros. 
No sé cómo me las apaño para acabar siempre hablando de cocina, recetas de aquí y de allá, será que es cierto que soy una locuela de la gastronomía, porque, la verdad, siempre ando cocinando nuevas ideas. 

El caso es que tras conocer a una chica brasileira, llegué a probar los brigadeiros y los besitos de coco; me contó cómo se elaboraban y al instante pensé “tengo que hacerlos, estas delicias las tienen que probar en mi casa”.  Dicho y hecho; tras el resultado, solo puedo hacer una cosa, compartir la receta contigo. Espero que te guste. 

BRIGADEIROS DE CHOCOLATE
Ingredientes 
1 lata de leche condensada 400 grs
2 cucharadas de mantequilla sin sal
5 cucharadas de cacao en polvo –mejor con Nesquik-
Decoración al gusto: fideos de colores, coco, frutos secos, galleta…
Opcional: algún licor, en mi caso puse Pedro Ximenez (PX)
Elaboración
– Mezclar todos los ingredientes en un cazo (leche condensada, mantequilla y el nesquik “”PX) y llevar a cocción a fuego medio hasta que empiece a hacer “chup-chup” y la mezcla comience a despegarse del cazo, aproximadamente unos 15 minutos. 
– Apartar del fuego y pasar a un molde para dejar enfriar, mejor a temperatura ambiente, pero, si tenemos prisa, podemos introducirlo en la nevera, tapado con film para evitar que coja aromas.
– Una vez la farsa esté fría, puedes empezar a hacer las bolitas. Para ello, tendrás que poner un poco de mantequilla en las manos para evitar que se peguen. Tras esto, poner la cobertura deseada y reservarlos en la nevera.
Observación: puedes decorarlos con lo que quieras, yo los vestí con cacao, coco, cookies de jengibre y fideos de chocolates de colores. Si los presentas variados resultan más interesantes y atractivos. 
¿Te has dado cuenta? Parecen trufas ¿A qué sí? Estás en lo cierto, podríamos decir que son las trufas brasileñas; la diferencia es que el ganaché (nata+chocolate de cobertura) se elabora con leche condensada y cacao en polvo. 
BEIJINHO O BESITO DE COCO
Ingredientes:
1 lata de leche condensada de 400 grs
1 cucharada de mantequilla sin sal
100 gr. de coco rallado –dejar un poco para decorar-
1 yema de huevo
Elaboración
– Mezclar todos los ingredientes en una cacerola (reservar un poco de coco).
– Cocer a fuego medio, revolviendo constantemente hasta que espese. Cuando empiece a hacer chup chup y la farsa se despegue fácilmente del cazo, estará listo. (15 minutos).
– Retirar del fuego, cambiar a un bol y dejar enfriar.

– Finalmente, hacer bolitas y pasarlas por coco rallado. Para que se no se peguen, humedecer las manos con agua o con mantequilla.
 

Observación: son un poco más contundentes que los brigadeiros, pero son conquistadores y agradecidos. Ideales para tomar con un buen café “más tipo cortado”, con una cerveza tostada o incluso con una copa de vino; por ejemplo, con un cava rosado iría perfecto. 

Sin más, te animo a que hagas estos pequeños bomboncitos en estas fechas, son aparentemente trufas, pero, en boca, se desmienten y sienten diferentes. Son más cremosos y un tanto más blanditos, por lo que te aconsejo lucir alguno con algo crujiente, para ofrecer un contraste de texturas.  
Estos petits fours son ideales tanto para coronar un menú, como para disfrutarlos en la hora del café o aportar dulzor al momento cóctel. Eso sí, tienen un inconveniente, son como las pipas, pero no son nada light ¡Tentaciones para comer con moderación!

Por último, decirte que ambas elaboraciones pueden ser usadas también como rellenos de tartas u otras elaboraciones, incluso como un praliné para untar con nuestras galletitas preferidas. 

Por si no vuelvo antes, desde ya, te deseo unas Felices Fiestas y que esta Navidad sea especial para ti y los tuyos; siempre hay un motivo para seguir, a pesar de las circunstancias y un brindis de positivismo siempre es bienvenido.   
Un abrazo. Raquel
TobleroneCheesecakeCheesecakesingluten2CGlutenFree2CDarkchocolattoblerone2Ctartascaseras2CsinestesiagastronC3B3mica

Gluten free Toblerone Cheesecake “Double Chocolat”

Tarta de Queso y Toblerone


Lo reconozco, ¡Soy una fanática de las cheescakes! Desde que hace años probé la strawberry cheesecake sabía que mi relación con este tipo de tarta sería muy fiel; eso sí, ha evolucionado, y he tenido el gusto de toparme con verdaderas gozadas de tartas de queso. Prácticamente, partiendo de la base original, puedes hacer una cheesecake de lo que quieras; el límite “tu imaginación”. 
Hace unos días que volví de Londres y no me resistí a comprar una trilogía de toblerone ¡Qué contenta venía yo con el original (choco con leche, almendras y miel), el choco negro y el blanco! Todos en tamaños de 400 grs. A parte de disfrutar de algún que otro triangulito –es un placer crujiente, puro y saciante- quise hacer algo especial y dije “vamos a por una toblerone cheesecake”.

El cumple de mi madre se avecinaba y vi perfecta esta tarta para disfrutarla en su día; mi cuñada es celiaca, así que, solo quedaba adaptar la receta, pues el toblerone es sin gluten. 

La tarta ha gustado muchísimo, queda muy suave, con textura de mousse, intensa de sabor y crujiente gracias a la base de galletas y los trocitos de frutos secos. Si te gusta el toblerone, si eres fan de estos chocolates suizos, oh yeah, tienes que probarla, placer, puro placer. Así que, te invito a que pongas en práctica esta receta, no te arrepentirás, solo repetirás, jeje

Toblerone Cheescake

INGREDIENTES 
Para la base:
250 grs. de galletas sin gluten (si nadie es celiaco, con las tipo digestive aún más auténtica)
100 grs. de mantequilla derretida
Relleno:
500 grs. de queso crema tipo philadelphia
 ½ taza de azúcar glas
 300 grs. de nata para montar
 200 grs. de chocolate blanco Toblerone
200 grs. de chocolate negro Toblerone
 Chocolate Toblerone extra para la decoración
 Decoración “a gusto”: 200 grs. de chocolate toblerone variado

ELABORACIÓN

  • Mezclar las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta formar una pasta homogénea: colocar presionando en la base de un molde desarmable (aprox. 24 cm) ligeramente engrasado o poner el aro del molde en el plato final, así no tendrás que cambiar la tarta. Dejar reposar en nevera. 
  • Montar la nata montada con las varillas; si es manual, la nata ha de estar muy fría y es recomendable haber tenido el molde en el congelador unos minutos, así se monta más fácil y rápido.
  • Batir el queso crema en la batidora con el azúcar glass hasta que esté suave.
  • Coger dos bol grandes para derretir los toblerones; en uno pondremos el blanco y en otro el negro, troceados. Puedes derretirlo a baño María o en el microondas; en ambos casos, aconsejo incorporar un poquito de crema de leche (o mantequilla) para facilitar su uso, ya que al mezclarlo con el queso se puede endurecer demasiado.
  • A continuación, preparar las dos “mousses” de chocolate toblerone; añadir la mitad de la crema de queso a cada bol de chocolate y mezclar bien. Finalmente, añadir la mitad de la nata montada (en cada bol) y mezclar con movimientos envolventes hasta que tengamos una crema suave de toblerone. Hecho esto, tendrás un bol con crema blanca y otro de choco negro.
  • Verter la mezcla de chocolate negro sobre la base de galleta; sobre esta, añadir la crema de chocolate blanco. Y ya está, solo queda decorar la tarta y este paso puedes hacerlo como más te guste; yo puse chocolate toblerone rallado de ambas clases. Te aconsejo que le pongas un frosting del toblerone tradicional, con ese toque de miel queda buenísimo (acaramelado) y es un bocado aún más crujiente y explosivo.
  • Guardar en la nevera un par de horas y lista para disfrutar de un bocado dulce, cremoso, crujiente y sin gluten.

Observaciones: no le he añadido gelatina, pero si quieres que la tarta mantenga mejor su volumen, te recomiendo que le añadas 2  colas de gelatina neutra.
Hasta aquí mi propuesta dulce de hoy; me voy pensando en la multitud de recetas que se pueden hacer con estas chocolatinas. Simplemente, pensar en un helado de vainilla cubierto con crema de toblerone original o un tarta de galletas a los tres toblerones… uhm, tengo que seguir tobleroneando jejeje…
TartaGuinness2CGuinnesCake2Crecipe2CsinestesiagastronC3B3mica2CRaquelContador

Tarta Guinness, un suspiro muy tentador

Más que un dulce, un Don Juan de paladares alrededor del mundo

Antes de dar paso a la receta de la Guinnes Cake, te contaré cómo ha sido mi relación con ella. Resulta que, gracias a formar parte del jurado de un concurso de postres en el Certamen del Cerdo Ibérico, conocí la Guinnes. Lucía espléndida, con ese combinado de blanco y negro; al probarla, mi cara lo decía todo “riquísima”, la textura esponjosa, su sabor complejo a la vez que elegante y suave. Me conquistó y, por supuesto, pedí la receta. Al poco tiempo compré la cerveza “Guinness Draught”, pero no fue hasta hasta hace unos días que me puse manos a la obra, aprovechando que era el cumple de mi hermano.

Antes de elaborar la tarta, quise investigar un poco más y, tras ver varios blogs, comprobé que la receta era la misma, variando la decoración en algunos casos. Así que, aquí plasmo la receta, tal cual me la pasaron:

Ingredientes:
– 250 ml. cerveza negra Guinness
– 250 gr. de mantequilla
– 75 gr. cacao en polvo sin azúcar Valor®
– 400 gr. azúcar
– 140 ml. de nata líquida 35% mg
– 2 huevos
– 1 cucharadita de vainilla líquida
– 250 gr. harina para repostería
– 3 cucharaditas de bicarbonato

Para la crema de queso (frosting):
– 300 gr. queso crema (tipo Philadelphia)
– 150 gr. azúcar glas (una taza)
– 300 ml. nata líquida 35% mg

Elaboración:
Calentar en un cazo la cerveza, sin que llegue a hervir, y añadir la mantequilla en trocos. Mover hasta que la mantequilla se derrita. Reservar. En un bol, poner  los ingredientes secos (el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato) y lo mezclar  bien. 
En el vaso de la turmix, mezclar el queso crema con el azúcar glass y reservar.  En otro bol, mejor si lo hemos tenido en el congelador previamente, montar  la nata líquida con la varilla eléctrica (o manual) y a continuación incorporar la mezcla de queso. Mezclar todo con movimientos envolventes hasta  tener el frosting listo. Guardar en la nevera hasta su uso.

Por otra parte, en un bol grande, poner  la nata líquida, los huevos y la vainilla líquida; mezclar con la batidora hasta que lograr una masa homogénea. A continuación añadir la mezcla de mantequilla y cerveza, mezclando hasta que esté todo integrado.

Finalmente, incorporar la masa líquida a los ingredientes secos y  mezclar con una batidora eléctrica de varillas o normal. Quedará una farsa más líquida que la de un bizcocho normal, pero no os asustéis, es así, y sí, luego se solidifica todo y queda húmedo y esponjoso.
Una vez esté la masa, solo queda ponerla en el molde deseado (mejor redondo), previamente precalentado a 180ºC, y hornear durante 45 minutos aprox. –ya sabéis, hasta que lo pinches y el palillo salga limpio-. Una vez listo, desmoldar en templado y dejar enfriar.

Decoración: para cubrir con el frosting, el bizcocho debe estar frio. A mí me gusta, tal cual, todo cubierto de la crema de nata y queso, pues el contraste es muy elegante y simula a la Guinness en vaso. También, puedes optar por ponerle un poco de chocolate negro rallado o incluso un hilo de caramelo irá perfecto con los aromas de esta tarta de cerveza negra.

Observación: cuando la tarta está haciéndose se ve más marrón que negra, pero es normal, una vez que se vaya haciendo y enfriando irá tomando color. Yo pensé que no me había salido bien y, al final, me quedó negra, jejeje….
Sin más, anímate y dale a la guinness un poco de calor, el bocado merece la pena 🙂 

LemonPie

RECETA LEMON PIE O PASTEL DE LIMÓN

No es el típico pie de limón, es el suspiro de DOLLY

Hola amigos/as  lectores; hoy, voy a dejaros por aquí uno de los postres más ricos que hace Dolly Saenger, el pastel de limón. Como en todo, hay muchas versiones distintas, pero sí o sí, os animo a que hagáis esta, jeje…
Antes de dar paso a la elaboración del pie, me gustaría, brevemente, presentar a la autora, Dolly. La conocí estudiando cocina, el grado Superior de Restauración, en la Escuela de Hostelería Fuenllana (Madrid) allá por el año 2006. Dos años siendo alumnas y compañeras con gorro y frente a los fogones; disfrutamos como enanas. 
Fue una etapa que recuerdo con mucho cariño, sobre todo, porque hice amistades que aún perduran y son muy cercanas, como Marisa, Carmen o Dolly. Tras acabar el módulo y pasado un tiempo, una casualidad hizo que Dolly y yo nos cruzáramos por la calle Alvarado de Madrid; éramos casi vecinas y no nos habíamos percatado ¡Bonita sorpresa! Todo se dispuso para que Dolly, su hermana Cinthia y yo acabáramos viviendo juntas por el barrio; sin duda, una experiencia inolvidable y que siempre llevaré conmigo. 
Ah, no os lo dije ¿No? Ellas son del Paraguay y son tan guays como el refrán; me sentí una más, entre todas la hermanas, no me olvido de Fátima, Irma y Ana. Aprendí mucho de cocina paraguaya, de la que soy fiel seguidora y de la vida en general. 
Dolly es tan buena cocinera como buena persona, es alegría y sus platos nos contagian de ella. Cuenta con años de experiencia, pues ha pasado por afamados restaurantes de Madrid, como Pan de Lujo junto a Alberto Chicote, Hotel Eurostars Madrid Tower y Hotel Hospes. Yo definiría su cocina como tradicional transatlántica, pues sus platos siempre cuentan con una esencia latina, alguna especia, técnica o presentación. Su cocina es única como ella. Pero bueno, mucho por contar y el tema de hoy es el pie de Dolly. Así que, con tu permiso, amiga, aquí os dejo la receta.

RECETA LEMON PIE BY DOLLY

Ingredientes
Para la masa: 240 de harina, 60g azúcar, 150 de mantequilla, pizca de ralladura de limón y 1 huevo.
Elaboración: en un bol grande mezclar la harina, el azúcar con la punta de los dedos e ir agregando la mantequilla a temperatura ambiente. Trabajar la masa hasta que se formen como unas migas de pan, añadir la ralladura de limón y, por último, el huevo. Con cuidado, hacer una pasta firme pero desmenuzable; cuando esté, cubrir con papel film y reservar en la nevera unos 30 minutos.

El siguiente paso es colocar la masa en un molde: estirar con rodillo o, de poco a poco, ir extendiendo con los dedos en el molde. Cocer en el horno precalentado con legumbres –para que no suba- a 180º aproximadamente unos 10 minutos.

Para la crema: 60grs. Maicena, 50g de mantequilla, 200 grs. de azúcar, 200 ml de zumo de limón, 4 yemas, ½ l de leche y ralladura de un limón.
 
Elaboración: calentar la leche con un poco de azúcar. En un bol o en una batidora, mezclar el azúcar, las yemas y el zumo de limón.  Cuando la leche esté caliente, se juntan todos los ingredientes y se pone a fuego lento durante un par de minutos.  A continuación, se retira del fuego y se le añade la mantequilla y la ralladura de limón; mezclar y, si tiene grumos, habrá que pasarlo por un colador. Tapar con film y guardar en la nevera hasta enfriar.
Finalmente, cuando la crema esté fría, se rellena la masa y se cubre con merengue italiano, con manga o espátula y se hornea unos minutos hasta que el merengue coja un poco de color. Ojo, no perder de vista, porque se quema fácilmente, jejeje… Recordar que el merengue italiano se hace con las claras de huevo (Ej. 4 y doble de azúcar) a las que se les va añadiendo un almíbar ligero a punto de hebra hasta que tenga la consistencia deseada. En cuanto a la decoración, como más te guste; Dolly lo suele decorar con algún toque rojo, como por ejemplo, unas fresas. Anímate y ponte el delantal, merece mucho la pena. ¡Suerte!

Dolly, muchas gracias por brindarnos tu receta del Lemon Pie; ¿Te digo una cosa? Es el postre que mejor te define, dulce y fuerte al mismo tiempo, esos suspiros, ya tú sabes, jajaja… Un abrazo amiga, compañera. 
HamburguesasSelectasDonosoCarnicerC3ADas

EN DONOSO CARNICERÍAS, LA EXCELENCIA ESTÁ SERVIDA

“Una hamburguesa para  cada carácter, sinergias alimentarias y mucho más”

Tenía una cita pendiente con Donoso Carnicerías (C/ Ricardo Fernández de la Puente, 17. Badajoz) y, por fin, el pasado jueves me dejé caer por allí. Seguro que más de uno ya tiene fichado este rinconcito tan selecto, pero si no, aquí estoy yo para animarte a que así sea.  Aún me quedan muchas cositas por probar, por supuesto, pero te contaré estas mis primeras impresiones.

Nada más entrar, percibes que es un sitio especial, distinto; sí, es una carnicería, pero no sólo es un sitio donde puedes comprar carne. Te resumiré, brevemente, la oferta de Donoso.
Por un lado, las carnes, de ave (pularda, capón, pollo, pavo, codornices…), de cerdo –hay de todo, tanto carnes frescas como embutidos-, de ternera -desde nuestra retinta extremeña hasta la ternera gallega y blanca, sin olvidar la ternera de Nebraska y el buey de Kobe). Por otro lado, cuentan con una gama selecta de elaboraciones cárnicas, como chistorras, salchichas o sus afamadas hamburguesas de las que te hablaré unas líneas más abajo. Además de todos los productos frescos y embutidos, cuentan con una selección de alimentos selectos de Extremadura, principalmente, y otras regiones en particular; quesos, salsas o cremas, como la de patatera con una mijina de miel o el chutney de mango o de pera y jengibre –me están tentando y las tengo qué probar, jeje-, incluso cervezas de la tierra, entre las que destaca la línea de Ballut, con las que hacen algunos eventos “de armonías y sensaciones”. 
Seguramente, irán ampliando la gama de productos, pues María Sanjuan, Gerente y Directora de Marketing en Donoso Carnicerías junto con su marido, me comentó que les gustaría contar con una oferta de vinos/aceites de la tierra, así como ir incluyendo productos novedosos que ellos van descubriendo en sus viajes y creen de interés para sus clientes.

Aquí no queda la cosa, porque también cuentan con una cocina profesional, donde hacen distintas elaboraciones, de cuarta y quinta gama; preparados para fajitas, ensaladas varias, rellenos de ternera, de cerdo o de ave, entre otras cositas.
Ahora sí, te contaré cómo son sus hamburguesas, uno de sus productos más demandados y, tras probarlas, entiendo el porqué. Para empezar, siguen el lema “una hamburguesa para cada carácter”, ofreciendo las clásicas, las creativas para los más sibaritas y atrevidos –de queso azul, con setas-trufas-piñones, a la italiana, con foie, de pistacho y cebolla caramelizada- o las crujientes como las de pollo. Varias personas me han recomendado las de pistacho. De momento,  probé las crujientes de pollo y, aunque te cuente que están riquísimas, sólo puedo decir que estas cosas hay que catarlas en primera persona: jugosa, sabrosa, crujiente, delicada y con una calidad que se percibe a primera vista, se siente en el cocinado y se disfruta a cada bocado. En su honor me inventé una receta y gustó mucho en casa, así que te la cuento y espero que te guste y la pongas en práctica.
Crunchy Sweet&Sour Chicken BURGUER


Es una explosión de sabores que sorprende por su justo contraste agridulce y la armonía de todos sus ingredientes. Sobre el pan de hamburguesa, untar queso crema y salsa casera de pepinillos con mostaza  un poquito de ajo; a continuación, hoja de lechuga, queso brie, la hamburguesa de pollo, loncha de queso cheddar, cebolla y tomate asado o a la plancha, hoja de lechuga y pimientos verdes caramelizados.  El cierre con el pan y el disfrute instantáneo. Ah, se me olvidaba, me encanta el pepinillo, así que, además de la crema, le puse también en láminas entre capa y capa. También tuve un error al freír las burguers, me quedaron muy tostadas (como puedes ver en la imagen), porque el aceite estaba muy caliente; os aconsejo hacerlas a fuego medio y pincharlas con el tenedor para que no queden crudas por dentro.
En esta ocasión, la tomamos con un vino de la Tierra de Castilla y León, Viña Pati, Sauvignon 2013 que recomendó hace poquito la experta Carmen Tristancho, directora de la RevistaGRADA La próxima vez, la probaré con una cervecita extremeña.
Antes de despedirme, quiero hacer referencia a la limpieza del local, de las instalaciones, todo está impecable; pagar un poquito más, merece la pena, es disfrute, es salud, es calidad. Esto es como probar un tomate de invernadero o uno de la huerta de mi padre. Ojo, Hay muchas carnicerías y muy buenas, pero Donoso es única en su concepto y oferta; podríamos decir que es el I+D en este sector, innovando constantemente, desde sus productos hasta su imagen, todo va en sintonía. No sé por qué o quizás sí, pero allí, en Donoso Carnicerías me sentí como pez en el agua; sentí que están en mi onda “sinestésica”, buscando emociones a través de los bocados, disfrutando y comunicando con mucho arte y mucha pasión.
Ahora sí, muchas gracias al equipo de DONOSO por recibirme y atenderme tan ricamente; a ti mi querido lector, sólo animarte a sentir a qué sabe Donoso, te gustará la experiencia y espero que nos la cuentes. 

TartadeHigosTiberios

Tarta de Higos Tiberios

Que lo que acontece en el Hecho Gastronómico sea mi hobby, mi pasión, me da mucho juego y quienes comparten esta afición bien lo saben. Uno de los matices a destacar es que hagas lo que hagas, vayas donde vayas es una práctica que sí o sí va en la mochila, pues el comer es una necesidad básica.  Por supuesto, ya sabes lo que dicen “convierte tu pasión en tu profesión y no tendrás que trabajar nunca”. En fin, una frase contradictoria, pues sí, es cierto  que si trabajas en lo que te gusta, además de disfrutar, el éxito te estará esperando; pero, invertirás mucho más tiempo, sobre todo, si emprendes con un negocio. 
Por tanto, bajo mi punto de vista, trabajarás más que nunca pero más contento y feliz. Esta reflexión es en base a mi experiencia, pues mientras que mi pieza encaje en el sitio correcto, no he parado de aprender nuevas cosas y todo suma, todo cuenta. A mi vera, Sinestesia Gastronómica sigue en contacto con los sabores, en plena evolución y salpimentando cada día a su gusto. 

Tras esto, hoy te presento otro de mis enredillos culinarios, esta vez, con unos Higos Tiberios que mi padre me trajo del campo. Por otra parte, decirte que esta receta es un poco especial, pues la hice para mi prima María –alguien que necesita mucho apoyo y cariño en estos momentos- y a falta de azúcar, miel de Villuerca-Ibores, de Extremadura. 

Un bocado de Ángel, pero con Higos
Ingredientes
6 higos Tiberios
2 huevos
½ Tarrina de queso crema (Philadelphia)
½ vaso de harina (60 grs.)
½ vaso de leche (125 ml.)
1 masa brisa o una lámina de hojaldre
1 puñado de nueces o almendras
5 cdas. de miel colmadas (1 cda.= 25/30 grs.)
1 cda. de mantequilla (15 grs.)
Una pizca de canela (opcional)
Elaboración 

Pelar los higos, trocear y poner en un cazo al fuego, con un poquito de mantequilla. Pasados unos minutos, añadir el queso crema, la mitad de la miel y la pizca de canela.
Engrasar el molde (yo elegí uno redondo) y colocar la masa brisa. Cubrir con la farsa de higo.
Por otro lado, mezclar la leche (yo lo hice con leche de arroz) con la harina, las nueces, la miel restante y los huevos; incorporar sobre la tarta y hornear hasta cuajar, unos 45 minutos. 

El resultado es un bocado un tanto diferente,  no demasiado dulce, contundente y especial; son higos, pero si no lo sabes, puedes pensar que es cabello de ángel, algo que me pareció curioso y gustoso. De hecho, mi madre me lo preguntó. Fue un invento total y, como quedó rico, pues te lo cuento; es una receta muy fácil y, si tienes higos, una opción para alegrar la merienda. 
Sin embargo, te contaré que a mí los higos Tiberios al natural, aunque tienen muchos amantes, no son mi tipo, por eso, cuando es temporada, reinvento para no negarles bocado y disfrutar de sus propiedades y su sabor. Recuerdo mi stage en ARZAK, donde uno de los entrantes eran Los Higos con foie y fruta escarchada; maravilloso encuentro de sabores, elegante contraste entre lo dulce y salado, agraciada textura… ¡Cómo para olvidarlo! 
Finalmente, destacar que el higo es un producto con mucha proyección y que está en plena expansión.
En Extremadura hay tres grandes zonas donde el cultivo de la higuera es
protagonista desde hace décadas. En la comarca de Badajoz, la producción
se concentra en Salvaleón-Barcarrota-Higuera de Vargas. Por su parte, en la provincia de Cáceres hay dos grandes zonas productoras: La Vera y del Jerte, centradas en la variedad Cuello de Dama, y la Villa de Almoharín, principal zona de producción de higos secos. Estoy segura que el higo va a dar mucho que hablar, dará mucho juego y la partida ya ha comenzado.   
Antes de despedirme, me gustaría citar un blog que encontré “El ingeniero y el Abuelo”, casualmente su autor es de mi pueblo, Barcarrota, donde habla en profundidad de los higos. Cosa que demuestra que el mundo on line también es un pañuelo, jejeje… ¡Hasta la próxima!