Sueña, Visiona, Saborea

Domingo otoñal con luz estival, temperatura más propia de primavera, donde seguir el estilo de capas de una cebolla es más que oportuno (frío en las mañanas y al atardecer; calor durante las horas de sol). A medida que pasan las horas empecemos a quitarnos abrigo. Este finde ha sido idóneo para pasear y disfrutar de la ciudad de Zaragoza. Se están celebrando las “no fiestas del Pilar”. En tiempos sin COVID, hubiera sido mi primera vivencia de celebración del 12 de octubre en la ciudad; ya me han comentado que este finde hubiera alucinado con el gentío que se forma en las calles. Habrá que esperar al próximo año para vivir el festivo en todo su esplendor, mientras, pues a saborearlo en forma relajada pero con las mismas ganas. Quizás, de haber habido las “sí fiestas”, no estaría escribiendo justo ahora. En este capítulo, hablaré del sabor de la visualización y la fidelización.

Read Article