Experiencias entre panes y algo más

Vuelve  a ser domingo y Sinestesia me reclama. Quedé en la tarde, sigo tachando encuentros  pendientes, apetecibles. Me olvidaré del precioso día que hace que me está diciendo “callejea, callejea, piérdete por las calles de Madrid y sal a curiosear”.  Intentaré salir antes de que el sol se esconda y asunto arreglado.

Esta vez, voy a hacer un mix de momentos con buena miga que reflejan tradición, innovación, autenticidad y emprendimiento. Me dejaron sensaciones parejas a la historia de aroma que te cuenta un buen pan recién salido del horno. Hoy, tú, lector, estarás compartiendo un trocito de pan conmigo y yo encantada con ello ¡Bienvenido!

Read Article

COCINANDO AL SON BRASILEIRO

Taller de cocina “platos tradicionales de Brasil” en PanContigo

Ayer fue una jornada entre fogones, gente maja y muchas historias con ritmo. ¿Qué estuve haciendo? Cocinando con Jerusa Guercio, un menú típico brasileño; te daré unas breves pinceladas del festín que vivimos ayer, pues además son platos muy apropiados para las fechas navideñas que se aproximan.
Nos ponemos en situación “principio de la historia”

Hace apenas unos meses que conozco a Jerusa, una brasileña afincada en Badajoz y que estará en Extremadura hasta finales de junio. Ella es profesora de marketing y gestión de personal en la universidad de Brasil y eligió nuestra ciudad pacense para hacer su doctorado en ciencias ambientales. Le gusta cocinar y se le da bastante bien. Me habló del TIGRAO, un plato de la localidad de Ponta Grossa (Paraná, Brasil) que se toma en invierno como plato único, pues es muy nutritivo y completo. Me contó cómo se elaboraba y me llamó mucho la atención. Entre los ingredientes, carne de cerdo, repollo, verduras (ajo, cebolla y tomate) y masa de pan cruda. Me dije a mí misma que esto tenía que probarlo; era un plato novedoso y desconocido, pues de Brasil lo que nos suena a todos es la feijoada y la caipirinha, además de la samba, jeje…

Así que, pensé que sería buena idea organizar algo en PanContigo  (República Argentina, 2.Badajoz. 924 433 143) y aprender a hacer el Tigrão. Hablé con Jerusa e ideamos un menú completo con sabor a Brasil: Caipirinha, Tigrão y, como postre, Beijinho de coco y Brigadeiros de Chocolate. Solo quedaba que a Eugenio Garrido, director de PanContigo, le pareciera algo factible. Por supuesto, nos recibió con una merienda singular en su casa –con un delicioso brownie y tarta de queso- y hablamos sobre ello. Le gustó la idea y nos pusimos manos a la obra.

Taller y almuerzo compartido

Primero de todo, he de decir que lo pasamos muy bien y ello fue en parte al entusiasmo y la participación de las alumnas. No te voy a dejar hoy las recetas, pero prometo publicarlas sucesivamente, pues son bien agradecidas. Resumo brevemente el taller con mis impresiones más sinceras: Jerusa fue este día la gran anfitriona y mientras nos contaba sus historias, cocinaba y bailaba ¡sí, sí, bailó y mucho! Yo me puse a hacer la caipirinha y he de reconocer que no me gustaba nada; ahora, me encanta y, además, sé hacerla al modo tradicional. Mientras, Jerusa iba haciendo el Tigrao con ayuda de todas las alumnas; tardó más o menos 1.30 hrs en cocinarse a fuego lento. Nos enseñó que cuando está el pan “cocido con la salsa” está el plato; el secreto está en la salsa. Entretanto, fuimos haciendo los postres “Beijinho de coco y Brigadeiros de Chocolate”.

Terminamos la jornada sentados a la mesa y disfrutando del sabor de Brasil, entre historias variopintas y muchas risas. El tigrao está muy bueno, es un plato que hay que hacer con paciencia, económico y donde el pan conquista por su sabor y textura. Recuerda a los Gua Bao, los tan de moda bocatas chinos o los más familiares bocados de Oriente para los pacenses «los dumplings».

Las “trufas brasileñas” como llamamos a los postres no fueron degustadas en su forma de bolitas, pues no dio tiempo a enfriar la masa; eso sí, están buenísimas y son muy fáciles. Solo una cosa: si no quieres darte un empacho, haz las bolitas, porque a cazo y cuchara es un no parar. Quienes estuvisteis sabéis a qué me refiero, jejeje… Te daré la receta y, cara a Navidad, es un postre muy fácil, delicioso, y mejor si haces la masa un día y boleas al día siguiente.

Finalmente, agradecer a Eugenio su atención y disposición en todo momento; también a Mª Ángeles, Quina, Ana, Alba y Tatiana y Paco, quienes hicieron de esta jornada, una experiencia entrañable y divertida. No me olvido de María José y Quini, equipo de PanContigo que realmente está contigo.

Lo que es la vida, cociné entre paraguayas en Madrid, entre coreanos en Londres y, ahora, entre los sabores de Brasil en Badajoz. Sin dejar de mencionar que aprendí a hacer la mejor Carrot Cake en Zimbabwe.

II Picnic en PanContigo

“Todo lo que fermenta está bueno” 

La noche del pasado viernes tuvo un sabor diferente, un sabor de encuentro, de magia y de entusiasmo; y es que justo hacía un año que PanContigo (Badajoz) abría sus puertas, para ofrecer más que un buen pan artesano. Entre panes, pastas, talleres, charlas, cenas y tentempiés hay algo que siempre prevalece y es que todo es compartido. Cómo no podía ser de otra manera, Eugenio y Sol, artífices del obrador, quisieron que este Primer Aniversario fuera especial y, para ello, volvieron a abrir la cesta del picnic y, una vez más, volvieron a contar con nosotros.  

El primer picnic tuvo lugar el pasado 23 de junio y fue todo un éxito, de esos que dejan buen sabor de boca y un hasta la próxima. No podía faltar a este II encuentro bloguero y lo marqué con estrella en mi calendario, jeje…  Volver a ver y a compartir Buena Mesa con amantes del Hecho Gastronómico es siempre un gustazo que se respira y se siente diferente; las sensaciones se confunden entre aromas y sabores, perfecta experiencia para una sinestésica como yo.

Fue una velada acogedora, con muchas historias sobre la mesa y nuevos protagonistas, así que, intentaré condensar bien los ingredientes y contarte cómo se cocinó este II Picnic en PanContigo. 

Menú “Sabroso Picoteo”

Las aceitunas abrieron boca, pero no las típicas aceitunas, sino unas aceitunas de fruto dulce en su interior, de higo, cerezas o dátil. Un producto original y de calidad, de Gradoli Gourmet. Le siguió la “sopita calienta-alma” de Carol, con bacalao y algo más, suave y auténtica que nos preparó para recibir las dos versiones de Humus que preparó Olga de Veganizando; el de tomate seco con aroma de zatar me encandiló –menos mal que no había pan de pita, nachos o algo finito y crujiente, porque no hubiera parado de dipear-. Grande Olga, peculiar y con una gran personalidad esta chica.

Tras estos entrantes, le llegó el turno al bocado de berenjenas que preparé; un plato muy especial para mí y que ya hacía algún tiempo que no practicaba: gracias a él, conseguí pasar por los fogones de El Bulli y de Arzak. Es, sin duda, una receta a la que le guardo mucho cariño.

Después, dimos paso a los Ibéricos de Pepe Alba, paleta ibérica de bellota y chorizo ibérico. Pepe, gran divulgador de nuestros productos ibéricos y de Extremadura, nos habló de su labor y su filosofía de trabajo en El Jamón Hecho Arte; la calidad de producto y el mejor servicio para sus clientes es su máxima. Hizo una crítica a los 7 sabores tan comentados del jamón ibérico, para él, “no deberíamos hablar de menos de 50 sabores en una pieza de jamón, hay que medir tiempos, no sólo partes”. Pero, más platos seguían rotando, mientras sus autores nos explicaban receta o procedencia, como la ensalada de bacalao con naranja de Lourdes Torres, un plato típico cordobés, fácil y que siempre te hace quedar bien; o el lomo a la sal de Eugenio, simplemente perfecto en sabor y textura.


Entre tanto, fuimos dando paso al “rey del picnic”; había para todos los gustos, suaves, curados, semicurados, en crema… Ya sabes ¿no? Hablo del queso: Torta de Carbajo (Cáceres) que con el dulce de membrillo de Amparo casaba de maravilla, Torta de Villafranca de Los Barros, De la Serna… y muchos más gracias a la preciosa tabla que preparó Celia, de las Mesas Dulces de Celia, una presentación diferente para quesear con estilo. Evidentemente, el pan, como de costumbre, fue su gran aliado; esta vez, el integral de semilla fue mi favorito.

Antes de dar paso a los postres, quiero hacer mención a los vinos que nos acompañaron en esta velada: Pato Frio del Alentejo, Vino L´AND, Nadir, Reynolds Reserva 08, Payva Crianza 2012. La experta en vinos Carmen Tristancho, con su dulzura y buen hacer, nos fue presentando cada vino, invitándonos a la cata y al disfrute. Un lujo contar con Carmen, mujer llena de positivismo y con una luz especial. Espero no haberte aburrido mucho y que tengas aún huequito para el postre y la sobremesa, será liviana y bienvenida.

Dulces con alma, sonrisa persistente 

Sí, así es, los postres de Nuria tienen una pócima especial “si los pruebas es un no parar y cada bocado te gusta más”.

Esta vez, nos obsequió con dos recetas que rinden honor al huevo: un chupito de Arroz Bon Bocado –crema de huevo, arroz y almendra, aromatizado con canela- y Postre Nata con huevo Mole –un suspiro de claras a punto de nieve y crema, que, literalmente, te hacía suspirar-. Ambas, recetas tradicionales portuguesas. La repostería de Nuria es fabulosa, deja huella siempre.


No puedo terminar este escrito sin mencionar lo más importante, LA COMPAÑÍA: blogueros, periodistas, apasionados del Hecho Gastronómico y otras labores, que hicieron que este evento tuviera esencia, horneándose a fuego lento y que nos impregnó a todos con su aroma, reflejado en dulces y saladas sonrisas. Además, para todos nosotros, fue un honor y una gran suerte contar con la presencia de Iban Yarza, divulgador del pan artesano y autor de reconocidos libros, entre ellos, su última creación «¿Hacemos Pan?», escrito junto a Alma Obregón y que acaba de salir al mercado. Iban definió el encuentro como “símbolo del optimismo” y no puedo estar más de acuerdo con él.

Gracias a todos por compartir una noche tan compleja y sencilla a la vez, sobre todo, a Eugenio y Sol, quienes hacen posible estas vivencias y nos hacen sentir como en casa en PanContigo. Echamos de menos a Carmen De Un Bocado (aunque sus macarons estuvieron presentes) y a Luly y sus empanadillas criollas; por mi parte, también a mi amiga Aida, de Mis Maridajes, quien estaba organizando el viaje desde Asturias para estar en el Picnic y tuvo que marchar a México de imprevisto. Ah, y a Marta de El Carrino de Catalín; os esperamos chicas, para la próxima, ya sabéis, un bodegón catalín no puede faltar.

Cuando pase el invierno, volveremos a sacar el mantel… jeje 😉 Mientras, no dejes de pasarte por PanContigo (C/ República Argentina, 2. Tel. 924 433 143)