EL loco Antonelli, La Chispería de Chamberi, Empanada de Callos de Pulpo, Sinestesia Gastronómica, tapas

El lado bueno de las cosas, TIC-TAC

El tiempo, el ingrediente más generalizado y personalizado

Si te paras a pensar en la palabra “tiempo”, en todo lo que denota, ves que todo, al final, es tiempo. El tiempo es el mismo, pero cada persona lo percibe de una manera, a veces más rápido, otras más lento; las circunstancias son aquí decisivas también. Hay varias frases que vienen al caso y que me gustaría remarcar “todo llega a su tiempo” y “todo pasa por algo”; no está demás decir que, en lo que a cocina se refiere, el tiempo es realmente el jefe, cada ingrediente tiene su tiempo de cocinado y de conserva. Todo esto porque, de madrugada, me desperté y me vino a la cabeza este comienzo… Creo que estoy un tanto flipada y te prometo que no he fumado nada, jeje

Ya que que este tic-tac me ha robado el sueño, voy a reflexionar un poco sobre ello; el tiempo es muy importante para el crecimiento personal, vamos madurando, gloria bendita y, si mientras, viajas y conoces otra cultura, la apertura de mente es un bien que llega y que te cambia por completo. En el 2012, tras 11 años en Madrid, salí literalmente escopetada; dejé el trabajo, la saturación de todo me podía, las circunstancias en aquella época… Tenía la vida hecha (un trabajo en agencia gastronómica, novio, rutina, gym al lado de casa…) ¡Qué ilusa que era! Ahora, la base es la misma, la que pisa es distinta.

Read Article

Florida, Tapas Con Raquel Contador, Sinestesia Gastronomica, Embajadora Hernando de Soto

Magia, la mejor receta para el alma

Tú actitud determina Tú altitud

Y pensaréis… ¿Esto es gastronomía? Tengo curiosidades del Hecho Gastronómico que contarte, unos AVOES estupendos que probé, unas pizzas que me dejaron sin palabras, pero me guio por apetencias y Sinestesia Gastronómica “mi otro yo” me da pie a escribir según siento, así que ¡Allá vamos!

Últimamente, he estado reflexionando y cuando hago esto “a veces tiemblo, jeje” porque soy muy soñadora y esos pensamientos me pueden llevar a hacer sanas locuras, pero, de momento, mantengo los pies en la tierra. Hoy, quiero y me apetece hablar del éxito ¿Qué es?

Read Article

img_2738

Nueva Andadura en Todos los Sentidos

“Compartir, brindar, curiosear y sonreír son fundamentos imprescindibles para VIVIR con eficacia plena y sin remordimientos”

Hoy martes, 4 de Octubre, me encuentro redactando un post para presentar el nuevo look de Sinestesia Gastronómica. Sí, por fin, he pasado de blogspot a wordpress. Mi perfil sinestésico nació hace ya 8 años, en mi afán de escribir sobre lo que más me apasiona “las experiencias del Hecho Gastronómico”, una plantilla sencilla con retoques que fui haciendo poco a poco con mi nula formación en html.

Después todo corrió muy rápido, los avances tecnológicos, los bloggers que se multiplican y los nuevos diseños; mi vida también iba en sintonía. Así que, en mente, ahí tenía yo ese run run run “Raquelita tienes que cambiar el blog, ya toca”, pero nada, por falta de tiempo y por ser un culo inquieto, el cambio no se daba. Pues bien, este año, era uno de mis propósitos y por fin puedo decir que lo he cumplido. Soy de las personas que cuando empieza algo, lo termina sí o sí, así que podéis imaginar cómo esta heridilla escocía de vez en cuando, jejeje. Y diréis… qué rollo me estás contando Raquel, pero sigo un poco más y ya os dejo continuar el martes.

Read Article

TabladeQuesos2CPanContigo2CIIPicnic2CRaquelContador2CSinestesiaGastronC3B3micaMix

II Picnic en PanContigo

“Todo lo que fermenta está bueno” 

La noche del pasado viernes tuvo un sabor diferente, un sabor de encuentro, de magia y de entusiasmo; y es que justo hacía un año que PanContigo (Badajoz) abría sus puertas, para ofrecer más que un buen pan artesano. Entre panes, pastas, talleres, charlas, cenas y tentempiés hay algo que siempre prevalece y es que todo es compartido. Cómo no podía ser de otra manera, Eugenio y Sol, artífices del obrador, quisieron que este Primer Aniversario fuera especial y, para ello, volvieron a abrir la cesta del picnic y, una vez más, volvieron a contar con nosotros.  

El primer picnic tuvo lugar el pasado 23 de junio y fue todo un éxito, de esos que dejan buen sabor de boca y un hasta la próxima. No podía faltar a este II encuentro bloguero y lo marqué con estrella en mi calendario, jeje…  Volver a ver y a compartir Buena Mesa con amantes del Hecho Gastronómico es siempre un gustazo que se respira y se siente diferente; las sensaciones se confunden entre aromas y sabores, perfecta experiencia para una sinestésica como yo.

Fue una velada acogedora, con muchas historias sobre la mesa y nuevos protagonistas, así que, intentaré condensar bien los ingredientes y contarte cómo se cocinó este II Picnic en PanContigo. 

Menú “Sabroso Picoteo”

Las aceitunas abrieron boca, pero no las típicas aceitunas, sino unas aceitunas de fruto dulce en su interior, de higo, cerezas o dátil. Un producto original y de calidad, de Gradoli Gourmet. Le siguió la “sopita calienta-alma” de Carol, con bacalao y algo más, suave y auténtica que nos preparó para recibir las dos versiones de Humus que preparó Olga de Veganizando; el de tomate seco con aroma de zatar me encandiló –menos mal que no había pan de pita, nachos o algo finito y crujiente, porque no hubiera parado de dipear-. Grande Olga, peculiar y con una gran personalidad esta chica.

Tras estos entrantes, le llegó el turno al bocado de berenjenas que preparé; un plato muy especial para mí y que ya hacía algún tiempo que no practicaba: gracias a él, conseguí pasar por los fogones de El Bulli y de Arzak. Es, sin duda, una receta a la que le guardo mucho cariño.

Después, dimos paso a los Ibéricos de Pepe Alba, paleta ibérica de bellota y chorizo ibérico. Pepe, gran divulgador de nuestros productos ibéricos y de Extremadura, nos habló de su labor y su filosofía de trabajo en El Jamón Hecho Arte; la calidad de producto y el mejor servicio para sus clientes es su máxima. Hizo una crítica a los 7 sabores tan comentados del jamón ibérico, para él, “no deberíamos hablar de menos de 50 sabores en una pieza de jamón, hay que medir tiempos, no sólo partes”. Pero, más platos seguían rotando, mientras sus autores nos explicaban receta o procedencia, como la ensalada de bacalao con naranja de Lourdes Torres, un plato típico cordobés, fácil y que siempre te hace quedar bien; o el lomo a la sal de Eugenio, simplemente perfecto en sabor y textura.


Entre tanto, fuimos dando paso al “rey del picnic”; había para todos los gustos, suaves, curados, semicurados, en crema… Ya sabes ¿no? Hablo del queso: Torta de Carbajo (Cáceres) que con el dulce de membrillo de Amparo casaba de maravilla, Torta de Villafranca de Los Barros, De la Serna… y muchos más gracias a la preciosa tabla que preparó Celia, de las Mesas Dulces de Celia, una presentación diferente para quesear con estilo. Evidentemente, el pan, como de costumbre, fue su gran aliado; esta vez, el integral de semilla fue mi favorito.

Antes de dar paso a los postres, quiero hacer mención a los vinos que nos acompañaron en esta velada: Pato Frio del Alentejo, Vino L´AND, Nadir, Reynolds Reserva 08, Payva Crianza 2012. La experta en vinos Carmen Tristancho, con su dulzura y buen hacer, nos fue presentando cada vino, invitándonos a la cata y al disfrute. Un lujo contar con Carmen, mujer llena de positivismo y con una luz especial. Espero no haberte aburrido mucho y que tengas aún huequito para el postre y la sobremesa, será liviana y bienvenida.

Dulces con alma, sonrisa persistente 

Sí, así es, los postres de Nuria tienen una pócima especial “si los pruebas es un no parar y cada bocado te gusta más”.

Esta vez, nos obsequió con dos recetas que rinden honor al huevo: un chupito de Arroz Bon Bocado –crema de huevo, arroz y almendra, aromatizado con canela- y Postre Nata con huevo Mole –un suspiro de claras a punto de nieve y crema, que, literalmente, te hacía suspirar-. Ambas, recetas tradicionales portuguesas. La repostería de Nuria es fabulosa, deja huella siempre.


No puedo terminar este escrito sin mencionar lo más importante, LA COMPAÑÍA: blogueros, periodistas, apasionados del Hecho Gastronómico y otras labores, que hicieron que este evento tuviera esencia, horneándose a fuego lento y que nos impregnó a todos con su aroma, reflejado en dulces y saladas sonrisas. Además, para todos nosotros, fue un honor y una gran suerte contar con la presencia de Iban Yarza, divulgador del pan artesano y autor de reconocidos libros, entre ellos, su última creación “¿Hacemos Pan?”, escrito junto a Alma Obregón y que acaba de salir al mercado. Iban definió el encuentro como “símbolo del optimismo” y no puedo estar más de acuerdo con él.

Gracias a todos por compartir una noche tan compleja y sencilla a la vez, sobre todo, a Eugenio y Sol, quienes hacen posible estas vivencias y nos hacen sentir como en casa en PanContigo. Echamos de menos a Carmen De Un Bocado (aunque sus macarons estuvieron presentes) y a Luly y sus empanadillas criollas; por mi parte, también a mi amiga Aida, de Mis Maridajes, quien estaba organizando el viaje desde Asturias para estar en el Picnic y tuvo que marchar a México de imprevisto. Ah, y a Marta de El Carrino de Catalín; os esperamos chicas, para la próxima, ya sabéis, un bodegón catalín no puede faltar.

Cuando pase el invierno, volveremos a sacar el mantel… jeje 😉 Mientras, no dejes de pasarte por PanContigo (C/ República Argentina, 2. Tel. 924 433 143)

CarrinodeCatalin2CweddingPlanner2CExpobodasBadajoz2Ceventosoriginales

RECETA DE SUEÑOS Y POSIBLES

Hoy sábado 7 de noviembre, estaré en Expobodas Badajoz  con el gran equipo de Air Drone View, para presentar nuestros servicios a todos los enamorados que nos visiten y estén planificando su enlace. Pero, no voy a hablar de drones, ni de restaurantes, si no de un carrino cargado de ilusión que empezó sus andaduras hace justo un año, El Carrino de Catalín. 
Sabores que compensan, ingredientes que congenian 

“Lo posible de lo imposible se mide por la voluntad del ser humano” -Andoni Luis Aduriz-

Con esta frase que preside los fogones del prestigioso chef de Mugaritz, inicio mi elogio a dos personas a las que quiero dar la enhorabuena por su trabajo y su pasión, Ana y Marta Parral, hermanas y fundadoras del Carrino de Catalín. El año pasado tuve el placer de estar en la Mise en place de este proyecto y disfrutar de dos intensas jornadas junto a ellas en Expobodas 2014, los pasamos genial y ahí empezaron a llegar los primeros viajeros. Desde entonces, no han parado de viajar, organizando eventos a nivel nacional –bautizos, bodas, cenas privadas, comuniones, etc.-; siguen evolucionando y reinventado el servicio de wedding planner (organizador de bodas), algo que cada vez se estila más y, si es con ellas, es un caramelo que contagia. 

 

Ana es licenciada en Ciencias Ambientales y Marta en Ciencias de la comunicación, ambas han trabajado durante años en sus respectivos sectores. Por circunstancias de la vida, coincidieron en un momento de búsqueda y mientras nada llegaba, fue surgiendo la idea de emprender algo juntas. Ana pasó una temporada en Inglaterra, viaje que organizamos y realizamos juntas; en ese tiempo empezó a cavilar y pensar qué quería ser y a dónde quería ir, me decía que estaba perdida –yo sabía que no-. Estuvimos unos meses separadas y antes de su regreso a España, me dijo, Raquel ya sé lo que quiero, es un poco locura, pero es mi sueño. Quería ser wedding planner, organizar bodas y hacer encuentros con chispa; había visto un curso, considerado el mejor  en España, impartido por Bodas de Cuento y me preguntó mi opinión. Le dije: Ana, siempre he visto que eres el alma de los encuentros, sin ti, no son lo mismo –igual pasa con Marta-, así que, si lo tienes claro, no lo dudes y a por ello, el no ya lo tienes, solo queda intentarlo, you never know. Ana volvió a España, Ana hizo el curso y Ana es ahora wedding planner en activo, directora de su propia empresa, junto a Marta –Community Manager y técnica de Diseño-. 
No me enrollo más, eso sí, te invito a visitar su página Perdona pero es Mi Día y a seguirles la pista, porque si quieres hacer que tu evento sea especial, no lo dudes, El Carrino de Catalín  te ofrecerá un viaje lleno de sabor, de esos que pasan a formar parte de tus recuerdos más dulces y distinguidos. Ofrecen eventos personalizados, con una decoración original; se nota el encanto y la pasión de sus artífices, únicas, especiales y carismáticas.
PD: He querido dedicarles este post a dos soñadoras que están haciendo su sueño realidad y a todas aquellas personas que tengan su receta en mente y tengan la incertidumbre de si gustará o no. Todo es posible, solo tienes que creer que lo es y hacer que sea. ¡No dejes de cocinar tus sueños, algún día pueden ser tu alimento en su sentido más amplio! SUERTE!!!
 ¡Enhorabuena chicas, os deseo mucho éxito y un largo recorrido!
TartaGuinness2CGuinnesCake2Crecipe2CsinestesiagastronC3B3mica2CRaquelContador

Tarta Guinness, un suspiro muy tentador

Más que un dulce, un Don Juan de paladares alrededor del mundo

Antes de dar paso a la receta de la Guinnes Cake, te contaré cómo ha sido mi relación con ella. Resulta que, gracias a formar parte del jurado de un concurso de postres en el Certamen del Cerdo Ibérico, conocí la Guinnes. Lucía espléndida, con ese combinado de blanco y negro; al probarla, mi cara lo decía todo “riquísima”, la textura esponjosa, su sabor complejo a la vez que elegante y suave. Me conquistó y, por supuesto, pedí la receta. Al poco tiempo compré la cerveza “Guinness Draught”, pero no fue hasta hasta hace unos días que me puse manos a la obra, aprovechando que era el cumple de mi hermano.

Antes de elaborar la tarta, quise investigar un poco más y, tras ver varios blogs, comprobé que la receta era la misma, variando la decoración en algunos casos. Así que, aquí plasmo la receta, tal cual me la pasaron:

Ingredientes:
– 250 ml. cerveza negra Guinness
– 250 gr. de mantequilla
– 75 gr. cacao en polvo sin azúcar Valor®
– 400 gr. azúcar
– 140 ml. de nata líquida 35% mg
– 2 huevos
– 1 cucharadita de vainilla líquida
– 250 gr. harina para repostería
– 3 cucharaditas de bicarbonato

Para la crema de queso (frosting):
– 300 gr. queso crema (tipo Philadelphia)
– 150 gr. azúcar glas (una taza)
– 300 ml. nata líquida 35% mg

Elaboración:
Calentar en un cazo la cerveza, sin que llegue a hervir, y añadir la mantequilla en trocos. Mover hasta que la mantequilla se derrita. Reservar. En un bol, poner  los ingredientes secos (el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato) y lo mezclar  bien. 
En el vaso de la turmix, mezclar el queso crema con el azúcar glass y reservar.  En otro bol, mejor si lo hemos tenido en el congelador previamente, montar  la nata líquida con la varilla eléctrica (o manual) y a continuación incorporar la mezcla de queso. Mezclar todo con movimientos envolventes hasta  tener el frosting listo. Guardar en la nevera hasta su uso.

Por otra parte, en un bol grande, poner  la nata líquida, los huevos y la vainilla líquida; mezclar con la batidora hasta que lograr una masa homogénea. A continuación añadir la mezcla de mantequilla y cerveza, mezclando hasta que esté todo integrado.

Finalmente, incorporar la masa líquida a los ingredientes secos y  mezclar con una batidora eléctrica de varillas o normal. Quedará una farsa más líquida que la de un bizcocho normal, pero no os asustéis, es así, y sí, luego se solidifica todo y queda húmedo y esponjoso.
Una vez esté la masa, solo queda ponerla en el molde deseado (mejor redondo), previamente precalentado a 180ºC, y hornear durante 45 minutos aprox. –ya sabéis, hasta que lo pinches y el palillo salga limpio-. Una vez listo, desmoldar en templado y dejar enfriar.

Decoración: para cubrir con el frosting, el bizcocho debe estar frio. A mí me gusta, tal cual, todo cubierto de la crema de nata y queso, pues el contraste es muy elegante y simula a la Guinness en vaso. También, puedes optar por ponerle un poco de chocolate negro rallado o incluso un hilo de caramelo irá perfecto con los aromas de esta tarta de cerveza negra.

Observación: cuando la tarta está haciéndose se ve más marrón que negra, pero es normal, una vez que se vaya haciendo y enfriando irá tomando color. Yo pensé que no me había salido bien y, al final, me quedó negra, jejeje….
Sin más, anímate y dale a la guinness un poco de calor, el bocado merece la pena 🙂 

JamónIbéricodebellotaBarcarrota

X Certamen Gastronómico del Cerdo Ibérico 2015

Una iniciativa de aplauso, para saborear y recordar con
gusto
 
Hace ya toda una década que la
localidad de Barcarrota (Badajoz) rinde homenaje al Cerdo Ibérico año tras año,
celebrando un Certamen en su honor. Una apuesta más que acertada y un
orgullo para todos los barcarroteños, pues debemos mucho a la despensa del cerdo
ibérico, que nos alimenta desde hace ya mucho tiempo. 
Aquí, entre diciembre y
febrero, las familias celebran la matanza del cerdo, una tradición que perdura
y un evento que sirve para reunir a toda la familia que, aparte de trabajar,
puede disfrutar de un día en el campo, tal y como se hacía antaño. La jornada
comienza con las migas extremeñas, antes del sacrificio y despiece, para coger
fuerzas y hacer frente a un duro día de trabajo, confeccionando todos los productos
(carne, embutidos, cachuela o caldillo, tocino…) que nos abastecerán durante
todo el año. Este día es típico comer coles guisadas o garbanzos; por supuesto,
se come carne asada y la prueba de matanza o “adobo” como le decimos por aquí. 
Pues bien, el Certamen
Gastronómico
es un reflejo de todo esto, donde lo popular y lo profesional
encuentran el equilibrio perfecto. Durante 3 días, Barcarrota es capital de
Cerdo Ibérico, ofreciendo un sinfín de actividades orientadas al disfrute y el aprendizaje
del mejor fruto de la dehesa, nuestro “Olivo de Cuatro Patas” como decía
Francisco Grande Covián. Entre otras, talleres de cocina, cata de vinos, ruta
de la tapa, degustación de platos tradicionales y de ibéricos, jornadas
técnicas y reconocidos concursos como el de Cortadores de Jamón.  Sin duda, un acierto y un éxito gracias a
Javier García Guerra, Chef del Restaurante Lugaris (Badajoz) y alma mater de este encuentro entre
ibéricos. 
En esta X edición, he tenido el
placer de participar activamente en el Certamen, siendo jurado en el Concurso
de Cocineros profesionales y en el de Repostería Tradicional; además, elaboré 2
platos en directo, mientras el Sumiller Jesús Sanguino, de Vino & Arte, dirigía
la cata y Juan Nogales y Ramón Jaime nos enseñaban los secretos del Jamón
Ibérico de Bellota y el arte de su corte. Por mi parte, diseñé dos recetas con
alma ibérica, dejando paso a la creatividad y viajando a la cocina mexicana. De
la fusión salieron: Chips de Manzana a la Crema de Ibérico y Tacos Extremeños ala Pimentesa. 
He de decir que participar
activamente en este evento ha sido toda una experiencia y más siendo en mi
tierra, en Extremadura. Grata oportunidad formar parte del jurado junto a expertos
y apasionados del Hecho Gastronómico, como Fernando Valbuena, periodista
gastronómico, José Manuel Gordillo, director del programa A Cuerpo de Rey, y
Matías Macías, de la Cofradía Extremeña de Gastronomía; intercambiar opiniones
tan bien acompañada fue un placer muy productivo. Aprendí cosas, como que uno
de nuestros platos típicos se llama “El Cojondongo”; os hablaré de él muy
pronto, no sin probarlo antes.  

Por supuesto, no me olvido de
mencionar al ganador del Concurso de Cocineros, Francisco Sayago Hidalgo,
estudiante de Cocina de la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura
(ESHAEX), quien elaboró un plato de Solomillo Ibérico en representación de su
hábitat
, transmitiendo los sabores de la tierra con elegancia. El plato
centraba toda su atención en un solomillo asado con salsa de mostaza,
acompañado de ravioli de calabacín relleno de criadillas de la tierra,
cardillos en tempura y polvo de AVOE.  Mi enhorabuena a Kiko y a todos los participantes, entre ellos nuestro paisano Javier Laso, que elaboró un solomillo con gurumelos y con cebollitas glaseadas rellenas de morcilla.
Por último, como en todo buen
menú, el broche final lo pusieron los dulces y yo, afortunada, degusté la Tarta
Guines
, primer premio del concurso de repostería, elaborada por la Asociación
de Mujeres de Salvaleón. Me cautivó desde el principio, con su contraste entre
negros y blancos; y cuando la probé, me conquistó, con su recuerdo a contessa y
su creatividad sencilla. No hay palabras para tal bocado, es un dulce deseo que
os invito a complacer. Antes de despedirme, dar las gracias a toda la organización en especial a Rosario, Gema y Estefania -son con las que más traté yo, jeje- sin ellas, no sería posible tal festín ¡Nos vemos el próximo año!
Hotdog-8

DON PERRITO “PA TI Y PA MÍ”

De turista, callejeando y volando, a clase
VIP
Hoy os voy a contar una historia muy perra, perrita en todos los
sentidos, partiendo de los tradicionales perritos calientes. En la niñez, solía
tomar los hotdogs básicos como
merienda, con salchicha, tomate o kétchup y el momento “Perrito” me encantaba.
 

Allí los dejé, en aquellas tardes veraniegas, reencontrándome con estos
“turistas”, de vez en cuando, en ferias o en mis compras por Ikea. Y, ahora, ha
vuelto a picarme el síndrome del perrito
; me contagió en África, cuando leyendo
un artículo sobre restaurantes monoproductos, me topé con Bubbledogs. Concepto que, de primeras, me atrapó, por su nombre y
su oferta “Hot dogs y Champagne” y me dije “tengo que ir a este sitio”. Meses
más tardes, me encontraba viviendo en Londres y, cómo no, tenía que vivir mi
experiencia Bubbledogs y así fue.
Bubbledogs (70 Charlotte St, Oxford Circus, London)
Antes que nada, si quieres ir, tienes que reservar con bastante
antelación, pues, incluso así, hay cola  de espera, ya que es un sitio pequeñito
y que está de moda. La creatividad les define desde su base al convertir un
bocado rápido en una experiencia glamurosa y refrescante. La carta cuenta con
18 clases de originales perritos, con distintos ingredientes y salsas.
 Mi amigo
Alberto y yo probamos el BLT (bacon, lechuga carameliza y trufa) y el Fourth of
July
(ensalada de col, bacon y salsa barbacoa), por supuesto, con champagne.
Presentados en cestitas, lucen de etiqueta y adquieren la categoría VIP cuando
desfilan junto al vino espumoso. Tan sólo observé que un poquito de queso tipo
feta hubiera combinado perfecto en las dos opciones elegidas. En cuanto a la
decoración, en sintonía con su concepto y oferta, presenta un estilo
desenfadado a la vez que distinguido, que incita a la conexión y al diálogo entre
los demás “pasajeros” pues hay mesas compartidas, con un ambiente acogedor y
cálido. Destacar las luces, ya que montón de bombillas caen del techo, evocando
–o al menos a mí me lo pareció- a las burbujas del champagne. No puedo dejar de
mencionar que tuve el placer de charlar largo y tendido con el director, James
Snowdon
, todo un profesional y apasionado de la gastronomía.
Perrisabor (José María Alcaraz y
Alenda, 25-E, Badajoz)
Del lujo callejero a los simpáticos y sugerentes perritos que Perrisabor
te prepara casi a todas horas del día. Sin duda, este restaurante colombiano ha
sabido dar en el clavo con sus perriespecialidades.  Cuentan con 20 creativos y sabrosos perritos,
donde tú pones el tamaño e incluso la salsa; los más atrevidos, podéis optar
por el nº7 “hazme lo que quieras”. De momento, os confieso que el Mexicano, el
Extremeño y el Carbonara son fiables 100%; los demás seguro que también, pero
aún no los probé, jeje… 
Están ricos y es un bocado perfecto para tener en más
de una ocasión, además, los chicos son muy majos y esto es un plus a tener en
cuenta. Además, otros “pica pica” como los daditos de queso –igual que los
tequeños venezolanos, aunque aún sin salsa guasacaca-, arepas, nachos y
empanadas, entre otros.
Este post, resultado de un viaje en tiempo y espacio, visto desde
estos ojos sinestesicos me han confesado una vez más lo importante que es
viajar y observar, estar al día, y como en los complementos está la diferencia:
así, un perrito básico puede estar callejeando, aquí o en Pekín, ser turista o
invitado de honor… sólo hay que elegir el traje y el equipaje para cada
función.
Sin más, hasta aquí mi perri-experiencia ajena, que terminó siendo
casera, pues no me pude resistir y probé a crear mi “guacaperrito” que resultó
siendo un éxito y que seguro que me brindará muy buenos momentos, pues ahorita
es un AS en mi “cartelera”.
Hasta la próxima y, ya sabes, pensar “a lo perrito” puede dar mucho
juego, así que
  ¡Anímate a guacaperrear, no te arrepentirás!