El sabor del Sí, siempre al Dente

El fin del verano nos acaricia levemente, el juego del tiempo comienza, la caída de hojas anuncia el otoño y, por estos lares, dicen los maños, que del bikini al abrigo, esa etapa de chaquetillas son de apariencias más que necesarias. En medio del cambio, hoy, sinestesia empieza a sentir un sabor de estabilidad en la ciudad, cierto disfrute especial y sensaciones variopintas que se atrapan con gusto. No me olvido del pendiente del último post, empezaremos por ahí y, luego, ya veremos.

Read Article