Día Deconstruido con Espuma Invertida

Domingo, sol, manta azul de cielo… mi realidad, cueva, pantalla, teclado –vivir en un primero tiene su punto, aunque a veces te sientes como un champiñón, jaja-.  Me pongo a escribir a destiempo, con las neuronas algo perjudicadas pero con una pizca de picardía y mucha motivación para contaros cómo es un día deconstruido que acaba en una chistera azul. Antes que nada, quédate con el toque de la chistera, no tiene desperdicio.

Read Article