La leo BCN bar, sinestesia gastronómica

Momentos, temporalidad registrada

Nuestra película se configura por registros, pero son las vivencias o experiencias emotivas las que calan, las que vuelven a revivirse a través de los recuerdos. Por eso, la consistencia de tu historia será de más o menos calidad en función de la cuantía de esas secuencias memorables.

Antes de comenzar, anotar que, con cierta asiduidad, esas dosis de euforia finalizan con un postre teñido de nostalgia, de anhelo. Esa sensación similar a cuando se acaban las vacaciones, la rutina esperada llama, pero hasta que llega, sensación de vaivén, desconcierto. ¿No crees?

Sinestesia pasó de dar señas el finde pasado, sumergida en Barcelona se hallaba; este, costó arrancar, tras otro finde para su flashback, pero dejó el vagueo dominical y se puso a teclear.

Vivencias en BCN sin filtro, sin plan

Bcn Bar, La leo

En las siguientes líneas podrás seguir la ruta que hice en Barcelona, paradas de interés general, es por eso que te las traigo: luego, cuando pases, me recordarás jajaja

Pasé dos días en Vilafranca del Penedés, con mi familia y mis primos. Desde pequeña siempre estaba queriendo ir, sigo teniendo la misma sensación; cada vez que voy disfruto, descanso, desconecto y, sobre todo, me siento querida. Después partí a Barcelona a ver a la inigualable Cristina, mi prima, única y con la que el tute “pa el body” está garantizado.

Solo había una parada con reserva, visita a Plata Bistró, lo demás fue dictado por la improvisación.

Sábado 10 de Marzo, de 12 a 00 hrs

Bar eletricitat BCN, Bombas BCN, BArceloneta, Sinestesia Gastronómica
Bomba y Vermut en el Bar Electricitat, gentío y sabrosura en la Barceloneta

Cris comentó que el sábado saldría el Sol y que había que aprovechar, ropa cómoda y a rodar. Dirección a la Barceloneta para dar paso al vermut, dimos una vuelta, intentamos la Coba Fumada, mítico –pero estaba ya petado, otra vez será-. Fuimos al Bar Electricitat (Carrer de Sant Carles, 15), entras por la puerta y comienza el buen rollo, el gentío, el barullo, abarrotado; afortunadas, pillamos mesa. Comenzamos a tapear; ensaladilla de cangrejo, variado de la casa (gambas, anchoas, boquerones, mejillones, navajas…) y la bomba. La tapa de ensaladilla está buenísima, todo en general, un tapeo justo, tradicional, de calidad.

Vermut BCN, Bar eletricitat BCN, Bombas BCN, BArceloneta, Sinestesia Gastronómica
Tapa de Ensaladilla de Cangrejo, rica rica, un obligado en la Electricitat

El vermut de los mejores que tomé (parejo a mi favorito, de Bodegas Casas en Madrid), casero; la pega, que te dejan la botella en la mesa ¿Tú sabes, no? Pues eso. Tentando al vermut, entró un grupo de músicos a tocar, se armó la fiesta, llegaron Mariló, Nef y Carolina, amigos y compañeros de Cris. Un bar auténtico, con solera, de los que anotar y al que seguro volveré.

Continuamos la ruta en el Bar La Leo (Carrer Sant Carles, 34) otro mítico, parada obligada en la barceloneta, todo un templo homenaje a Bambino, uno de los grandes cantaores flamencos de los años 60 y 70. Esto no es para contarlo, es para palparlo, sentirlo en vivo. Nos tomamos un licor café entre la multitud, hicimos peña, cantamos, conversamos, reímos y, por supuesto, bailamos al sol de la guitarra. Olé la leo y toda su tripulación.

BAr la Leo, Licor CAfé, La barceloneta, sinestesia gastronómica
Licor de Café en La Leo, música, locura, diversión y encuentros

Plata Bistró, el plan sin plan de Víctor García

Al caer la noche, la cena ya estaba pactada. Hubo imprevistos varios, pero todo siguió su curso y fuimos a cenar a Plata Bistró; al final, nos acompañaron Sol y Manu, les sonó tentador y se apuntaron.

Cocina de mercado bcn, plata bistro, sinestesia gastronómica
Carta Proyectada, muy crack esta idea, como el concepto que envuelve Plata Bistró

Tenía muchas ganas de visitar esta casa; Víctor García Vilar, el cocinero emprendedor y a quien conozco desde el 2008 cuando ambos nos encontrábamos en los fogones del restaurante Arzak, me habló de su proyecto cuando estaba en proceso, me encantó la idea, el concepto; sobre todo, ver que ahora es una experiencia ¿Cómo se define su cocina? Diría que sus platos son guiños de emoción, temporalidad e improvisación; la oferta de mercado pone las bases y Víctor la recrea en función de su personalidad y su creatividad, colmada con su curtida experiencia.

¿Qué probamos? Lo resumo brevemente; para matices, lo mejor es que te pases tú mismo/a por Carrer de Sepúlveda, 23. Allí Víctor, en cocina, Mario, en sala, te brindarán la escena al completo.

Croquetas de Cocido, Caballa Marinada, Guisantes con Cocochas, Huevo-patata-trufa, Ventresca de atún y foie gras, Secreto Ibérico, escalibada y Piña Asada, Naranja Sanguina.

Caballa Plata BIstró, CArta plata bistró, sinestesia gastronómica, Chef Victor GArcía Vilar
Caballa fina marinada, sutileza, frescura en boca, untuosidad salvaje
Huevo, papa y turfa, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
Cremosidad y juego en este plato, chistera de huevos, papa y trufa
Ventresca y Foie, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
El gran conquistador, espectáculo de plato, enloquece su sabor y su perfecta armonía
Postre de piña, plata bistró, chef victor garcía vilar, sinestesia gastronómica, cocina de marcado BCN
Una piña que se viste de gala para coronar un menú de forma liviana, pasa fresco, pasa sin darte cuenta. Excelente.

Todos los platos te conquistan estéticamente, sutileza y personalidad en las presentaciones, impecable trato del producto, perfecta cocción-textura, combinaciones atrevidas donde la tradición está presente y la innovación se cuela al dente.

Los pases de los platos, perfectos, de sabores más suaves a lo intenso, la atención brindada por Mario, cercana y con esa sonrisa que es un plus en la sala; la acción está servida con la carta proyectada en la pared –no hay carta-. Víctor cocina frente a sus comensales, haciendo lo que sabe hacer “cocinar y disfrutar”. Ahora bien, si he de recomendaros un plato, ese que no debes dejar de probar, es la ventresca con foie, para llorar de la emoción con este bocado. Ahí lo dejo. El huevo trufado es otro espectáculo aunque eché en falta más sabor a trufa. La piña, aunque no soy seguidora de ella, me cautivó, un  postre excepcional y digno para terminar una comida. En general, toda su propuesta es única y, en función de tus gustos, te decantaras por unas u otras combinaciones.

Seguiré probando más cositas, estoy segura que volveré a emocionarme y sorprenderme en Plata Bistró, donde todo suena sugerente y todo cambia en función de la cesta de la compra. Soy consciente de que he de ir más relajada, ese sábado se desvarió al azar e influyó en la experiencia. Ganas de nueva visita y, si se puede, conversar más con Víctor, me encantaría.

Domingo, 11 de marzo, entre mercados y caminata

Nau Bostik (Carrer Ferran Turné, 11): mercado vintage donde se fusiona el arte, con el buen rollo, el street food, la música y la aventura. Tomamos una Súper Carioca Burger que sonaba de vicio, picanha, queso gouda, tomate marinado y mahonesa de ajo negro. Tenía bastante apetito este día y me la zampé con gusto, buena, pero le faltó sabor, esa mahonesa de ajo negro no la encontré por ningún lado. Las papas con queso y bacon, estaban buenísimas. En este rastrillo se encuentras cosas curiosas, nuevas y de segunda mano; Cris y yo salimos con una par de botas sin pensarlo, monas, monísimas.

Nau Bostik bcn
Sandwich “huevo trufado! en las foodtrucks del Nau Bostik, ricura a pie de calle

Susi Sweet Dress Market

Tras larga caminata, más de una hora, llegamos al mercado Susi Sweet Dress

Si te gusta lo vintage, la ropa única y el estilo romántico estilo años 50, ya sabes, anota este sitio y, si tienes la oportunidad, sumérgete en uno de sus mercados. El concepto mola mucho; el equipo de Susi confecciona prendas (solo una por modelo, no hay dos iguales) a partir de piezas vintage que provienen de stocks antiguos, confeccionados hace más de 30 años. Moda reciclaje con un estilo único; hay que ir con tiempo, para ver y probarse todo lo que te tiente. Yo estoy deseando que llegue el buen tiempo para estrenar mi falda y mi top, chulis, muy chulis. Hasta que vivas la experiencia en directo, te recomiendo que le eches un vistazo a su web, también tienen tienda on line, una perdición, te lo aseguro. Tras esto, unos margaritas en el Bar Rústico (Carrer de Terol, 39), por cierto, muy buenos y, para rematar, unas pizzas italianas que pedimos para llevar y disfrutamos en casa, en paz, con buena charla. Hasta aquí el viaje a la Ciudad Condal.

Hoy no salí, siento que me falta el aire –aunque no tenga plan, suelo salir a pasear y perderme por ahí, pero la vaguería o perrería se apoderó de mí en este domingo-; bueno, estos días perros también tienen su lado bueno. Acabará con peli y manta, tras unos ñoquis con cecina y queso que me acabo de preparar, jaja…

Muchas gracias a mi prima Cris por tratarme siempre como una reina, a sus amigos y a los que se acoplaron por el camino –Manu, el chico que se quedó hasta la cena, majo majísimo-; por supuesto, a ti, a quien me sigue, por ti, el tecleo rompió la pereza de este domingo, por ti, te conozca o no, escribo con ilusión y me contento.

Bar la leo bcn, tapas bcn
El grupo que fue leyenda en un sábado mágico, lleno de sabor en todos los sentidos
gastrotur-sinestesiagastronomica

GastroTour por la Costa Brava

Ciudades que enganchan, experiencias que tintan con un “hasta la vista”.

Madre mía, en nada decimos adiós al verano y yo aún pendiente de publicar la segunda parte de mi viaje a Barcelona –justo hace un mes que me encontraba allí-. En la primer post, me centré básicamente en la cena en La Pepita, que también enmascaraba un encuentro muy especial. Esta vez, dividiré el post en dos partes, muy resumidas, la primera acontecida en la Ciudad Condal y, la segunda, en un tour por la Costa Brava “breve y contundente”.

Read Article