Bocata di Calamari; alegoría y placer

Horas que son minutos, minutos que son horas… Alfombras de gentío en el centro de Madrid, bolsas caminantes entre destellos, murmullos entremezclados de dialectos, tú y tu mente, grupos de gente a su libre albedrío.

Sí, pequeña reflexión a mis pasos por Madrid estos días… Creo que es la primera vez que me quedo en el puente de la Constitución en la capital, motivos varios, cambios, idas y venidas… Como un café con leche ¿Solo o cortado? Ay! La Vida, continua Quimera.

Esta semana ha sido un frenesí, digamos que de esas que me gustan, el ritmo no para, da tiempo a todo, te llevas sorpresas y hasta el paracetamol cumple su función. Sí, esta vez, sí traigo gastronomía; eso sí, el lujo queda reducido al placer que tú decides otorgar, nada de finuras ni postureo, entre tapas, cafés y butaca. Acomódate, te robo 5 minutos.

Read Article