SintC3ADtulo-2

VA DE VINOS

Vinos y tapas con acierto
Hace unos días, justo el martes 21 de diciembre, mi amiga Carmen me invitó a la cena de Navidad de unos amigos del gremio de la restauración. La acompañé encantada, aparte de la grata compañía, me sorprendió el sitio elegido “Vadebaco” (C/ Campomanes, 6). Y es que, VadeBaco es un sitio para conocer, para descubrir. Es un restaurante de estilo contemporáneo, con una decoración secilla y rompedora de tonos rojos y negros, amplio, dinámico y con música agradable de fondo que permite tener conversaciones sin tener que alzar la voz. Llaman la atención, las grandes pizarras que lucen sus paredes, que son reflejo de su oferta gastronómica, y un atractivo más del lugar.

Pero, centrémonos en los placeres que ofrece este templo, pues hace bien honor al Dios del Vino, ya que aquí el vino es el verdadero anfitrión. Cuenta con más de 350 referencias nacionales e internacionales y, además, ofrecen una estupenda selección de vinos por copas, que van renovando cada 15 días. Si quieres comer bien y con buenos vinos, éste es el sitio. Víctor Díaz, socio y sumiller de VadeBaco, lidera la sala; si tenéis alguna inquietud sobre algún vino, no hay que dudar en preguntarle, es todo un profesional.

Tapas, platos de cuchara y cocina creativa
El vino, la gastronomía y la buena compañía son los pilares que forman la Buena Mesa, así que os aconsejo que vayáis bien acompañados para tapear o cenar en VadeBaco, porque la cocina también merece mención. El joven chef Daniel Larios es el capitán de los fogones y, realmente, está haciendo un buen trabajo, ofrece una cocina tradicional renovada, con producto de calidad y a un precio asequible.

Como comenté al principio, me ví en VadeBaco gracias a que me invitaron a una cena de navidad organizada por unos amigos restauradores. Como suele ser en estos casos, el menú estaba establecido. Un desfile de platos, que tomamos al estilo tapa, fueron llegando a la mesa. Los entrantes fueron: ensaladilla rusa -en serio, me recordaba a la de mi abuela, no es fácil encontrar una ensaladilla en condiciones, así que la cosa ya pintaba bien-, cecina ahumada con vinagreta de tomate -rica, rica-, croquetas de jamón -sin más, aceptables-, ensalada de arenques, aguacate y mango -para mí gusto, muy dulce, le hubiera sentado bien un toque más agresivo de vinagre- y callos a la madrileña, éstos estaban exquisitos, no se le podía pedir nada.

La verdad es que con estas tapitas ya estábamos medio llenos, pero aún quedaban los Soldaditos de Pavía -exquisitos, crujientes de bacalao con toquecito de limón.

Las carrilleras ibéricas con puré de calabaza -muy tiernas y jugosas, pero algo insípidas-.

Durante la velada, los vinos que nos acompañaron, y que nos recomendó Víctor, fueron: un blanco muy apetitoso, Viña Méin 2009, y un tinto reserva de la Tierra de Zamora, pero que no logro recordar, lástima porque era un vino digno de mención.

El final fue dulce y refrescante, un brownie de chocolate con helado de violetas -intenso sabor a chocolate, tierno y crujiente, adornado con frutos rojo.

Seguidamente, y para terminar, hizo reverencias ante todos los comensales, un sorbete de mojito, y, que aunque estaba bueno, prefiero el mojito tradicional o el daiquiri de hierbabuena que alguna vez os he recomendado.

Vadebaco es coqueto y atractivo, seguro que os gustará. Y, además, camaleónico, pues su oferta gastronómica es muy variada, ya que, hay menús “creativos” para dos personas (por 20 €), “platos de cuchara” (más vino y pan, 8 €) a mediodía y de lunes a viernes, tapeo, cenas grupales, catas…


En fin, que si queréis descubrir algo diferente, pero cercano, pasar por el número 6 de la calle campomanes. Y ya me contaréis si coincidimos….
2

Los Vinos Españoles caminan con buen pie

Tres vinos de La Rioja Alta obtienen la máxima puntuación “Parker” de su historia

Acaba de publicarse en Wine Advocate la lista de los mejores vinos de España 2009, elaborada según los criterios de Robert Parker. Entre los seleccionados por Parker, el gurú del vino, Gran Reserva 904 de 1997 y Viña Ardanza 2001 obtienen 93 y 91 puntos respectivamente, mientras que Áster Finca El Otero 2006 consigue 92 puntos.

Además, estos dos vinos de la bodega jarrera, ‘Gran Reserva 904’ y ‘Viña Ardanza’, están entre los vinos españoles más populares en que anualmente realiza la revista ‘Wine & Spirits’, y que son calificados por sumilleres de restaurantes estadounidenses. Y un aplauso para el Áster Finca El Otero 2006 –de uva Tinta con fermentación maloláctica en barrica-, un vino de nueva introducción en el mercado y reconocido con 92 puntos por Robert Parker.

Por otro lado, felicitaciones a la Bodega Dominio de Pingus, ya que Parker coloca en lo más alto de la lista al vino Pingus 2006, al que le ha otorgado 99 puntos sobre 100. Gran sonrisa para La Claudina 2007, vino elaborado por Bodegas y Viñedos Raúl Pérez, que reluce como único caldo blanco en la glamourosa publicación.

Por último, mencionar que estar recomendado por Robert Parket –uno de los críticos enológicos con más influencia prescriptora del mundo- garantiza un mayor éxito comercial para las bodegas productoras.

Si queréis ver la lista de los 41 vinos españoles con una puntuación mínima de 95 sobre 100, pincha aqui.

b

El secreto del vino

Una ventana por descubrir

Es lunes, al sol le quedan pocos minutos y el calor aún está presente, primer día de junio que ya deja huellas de verano. Hoy os quiero contar, o más bien, abriros la puerta y animaros a leer un artículo que me llamó la atención, interesante por lo menos.

Os dejo el link y si indagáis en su “The wines and the city” seguro que os engancháis y camináis tras su pista. http://www.winesandthecity.com/

La autora, Meritxell Falgueras, es una de las jóvenes promesas en el mundo de la sumillería; fue la “nariz de oro” más joven de Cataluña en 2007 y el año pasado fue nombrada primera Dama Blanca de los vino D.O. Rueda.

El aroma on line que nos llega a través de su web es atractivo, personal, diferente… interesante y educativo. Por ejemplo, la sección de “maridajes” ofrece, más allá de los clásicos emparejamientos vino-gastronomía, un nuevo vestuario para la bebida de Baco.
http://www.winesandthecity.com/category/maridajes/

Espero que disfrutéis y aprendáis con lo que se esconde tras estos link, a mí me encantó.

Parque

EL PARQUE DE NAVALCARNERO

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

COMER BIEN SIN DESPLUMAR LOS BOLSILLOS

Navalcarnero “Tierra del vino, del garbanzo y del cordero” es una de las villas más pintorescas y turísticas de la Comunidad de Madrid que cuenta con un gran abanico de tascas y restaurantes donde disfrutar de una cocina auténtica y castiza. Y cómo no de sus vinos tan conocidos y apreciados sobre todo en la comunidad madrileña.

Aunque he visitado Navalcarnero en más de una ocasión, no conocía el Parque Histórico de San Sebastian (Tel. 91 810 10 53), ideal para pasear, respirar aire puro o leerse un buen libro, ya que este rincón está muy bien habilitado y cuidado. Allí estuve la tarde del pasado domingo y qué decir… una maravilla. Además, en el mismo parque –justo a la entrada- se encuentra un bar-cafetería con una amplia terraza. Así que, allí nos sentamos a tomarnos unas cañas. Tienen buenas raciones y tostas a unos precios estupendos; la ración de croquetas de bacalao (10 unid.) por 6 € y están deliciosas “cremosas y sabrosas”.

Aparte del bar-cafetería, parada obligada si se visita el parque bien para tomar un café con algo dulce o ir de tapeo, está el restaurante donde se pueden degustar platos más elaborados y creativos. La verdad es un lugar diferente y que sorprende gratamente.

El establecimiento está integrado totalmente con el paisaje que le rodea, es más, es un monumento más. Totalmente acristalado y un tanto camaleónico, irradia luz natural por las mañanas y se llena de encanto en la noche “luz tenue por las luces artificiales y reflejos del cielo con más o menos estrellas”. Además, la terraza exterior es enorme y con el buen tiempo suele llenarse, por lo que hay buen ambiente. Pero, dejaré la parte arquitectónica del monumento, para adentrarme en otro arte más apetitoso y palpable, la comida del Parque.

Para empezar, de lunes a viernes disponen de un menú diario muy completo por 12 €, os aseguro que merece la pena, cantidad y calidad a un precio asequible. Otra opción es el menú festivo por 20 €. Y si vas de tapeo, raciones varias (croquetas, embutidos, jamón de bellota, ensaladas…) y buenos pintxos, también merecen mención especial las tortillas (de patatas o rellenas). Os paso a detallar mi cena del domingo en el restaurante, tengo que decir que me dejé aconsejar por el chef “suele ser efectivo”.

Como aperitivo nos pusieron una tapa de queso de la Sierra de Madrid con anchoas del cantábrico, muy bueno. Para compartir, pimientos del piquillo rellenos de bacalao con salsa de Ostras; intenso sabor y suave textura, estaban increíbles. Aunque la presentación podría mejorarse (bien presentándolos en un plato o fuente más honda o pintando el plato con la salsa y dejar el resto en una jarrita para que el comensal se sirva a gusto).

A continuación, Mario tomó chuletón de buey y yo merluza rebozada; la carne en su punto –según comentó Mario- y la merluza a falta de un poco de sal, además yo hubiera acompañado el pesado con una salsa de ajo tipo ali oli. Además, acertamos con la elección del vino, un “Premium Tinto Crianza” de la tierra de Navalcarnero.


De postre, tarta de limón; mousse de limón sobre base de galletas, muy ligera y suave, además se notaba que era casera. La cena mereció la pena, nos dejaremos caer otra vez por allí.

Como habréis podido observar en las fotos ponen cantidad y se ve la calidad del producto, pero la presentación de los platos podría mejorarse y conseguir ser más atractiva con unos toques más sutiles y delicados. Es muy importante que el comensal sienta atracción desde un principio, por eso hay que cuidar mucho el diseño y la forma de presentar las elaboraciones culinarias.

Os animo a visitar Navalcarnero, localidad al Suroeste de la Comunidad de Madrid y a tan sólo unos 31 Km. por autovía. Así que, si un finde queréis comer bien y airearos un poco lejos de la capital pasaros por esta villa. Otra cosa, en Navalcarnero se come muy buena carne, lo sé de buenas tintas, después de la matanza (que cada año disfruto en Barcarrota, mi pueblo natal) es aquí donde he probado la mejor carne, en el restaurante el Molino (Carretera Navalcarnero-Griñón, km 9,3 El Álamo), pero otro día os hablaré de este sitio tan peculiar. Si queréis comer por el centro del pueblo, os aconsejo que reservéis mesa en el Caserón de los Arcos, es un sitio precioso y su cocina de alto nivel con excelente calidad de producto. En este último, buen jamón ibérico de bellota de la dehesa extremeña, kokotxas de merluza en salsa verde, cochinillo, cordero y exquisitas tartas; sin olvidar que los miércoles es el día del arroz, muy bueno el arroz caldoso de bogavante.

En fin, Navalcarnero cuenta con una gastronomía y unos vinos de ensueño, un lugar para conocer, una villa que visitar. Os lo queréis perder…

Bar- Restaurante El Parque

Tel. 91 810 10 53
Menú del día (de lunes a viernes)
Menús festivos
Servicio a la carta
Comidas de empresa, reuniones, comuniones, bautizos
Parking