Casa de comidas SYLKAR

“Si pasas por aquí, tortilla de papas has de pedir”
Quien le iba a decir a Francisco Pizarro que ese tubérculo tan poco agraciado que se trajo de las Américas –S. XVI- iba a ser el culpable de nuestro plato más internacional, la tortilla de patatas. Sin duda, la mejor embajadora de la cocina patria y que según parece se cuajó en tierras extremeñas –Villanueva de la Serena-, hacia finales del S. XVI. Desde entonces muchas “modas” ha pasado esta torta de papas y huevo, pero es un verdadero lujo tomarse una buena tortilla de patatas. Claro que sobre gustos… Hay quienes las prefieren poco hecha, en su punto, cuajada, con cebolla; además, de los diferentes complementos que puede lucir, con pimientos, con bacalao, de chorizo, mil y una oportunidades.
Casi siempre solemos decir “como la de mi abuela, no hay ninguna”: es curioso, pero casi todos alabamos las tortillas de nuestras abuelas. En mi caso, las tortilla de mi abuela Salvadora es mítica en la familia, aún la sigue haciendo “con huevos, patatas y cebolletas de la huerta”, jugosa y sabrosa, buenísima y más con pan de pueblo. He probado muchas tortillas, todas diferentes, y es que no hay dos iguales.
En Madrid, no he patateado yo mucho, pero el otro día probé la tortilla de patatas de Sylkar (C/ Espronceda, 17): en su punto, jugosa, se deshace en la boca y te anima a repetir, “ un poco más de tortilla, por favor”. No sé cuál será la mejor de la capital, pero, desde luego, ésta es un bocado recomendable.
Mejor para tapear que para cenar

Resumo brevemente mi visita a Sylkar ¡Que os aproveche, buena mesa a todos!
Curioso, pero por el nombre no conocía este bar y, al llegar a la puerta, me di cuenta que era el bar donde las compis de mi anterior trabajo compraban su pincho de tortilla con cierta frecuencia. Desconocía que tuviera un comedor en la parte de arriba, pero allí estuve cenando con los compañeros del master.
La carta ofrece comida tradicional, raciones, pinchos y guisos caseros al mediodía. Para abrir boca la tortilla de papas, seguimos con unas raciones para compartir: ensalada de anchoas, croquetas de foie, boquerones fritos, alcachofas a la plancha, albóndigas en salsa con pisto y finalizamos con unos filetes de ternera. Todo correcto, con ese toque a “casero” que no es fácil de encontrar. De todo, me quedo con las alcachofas y cómo no con nuestra tortilla española.
Y si hubo unos protagonistas, éstos fueron los tres grandes vinos que nos acompañaron:
Weingut Robert Weil Trocken Riesling 2007: buen visitante procedente de Rhin que con aromas frutales “a manzana verde” se muestra fresco, alegante y con cierta acidez en boca.
Carratraviesa Selección 2007 (D.O Cigales): vino rosado y con aromas a fruta madura que se dejan ver en el intenso color cereza.
Pago del Vicario Agios 2005 (Vino de la Tierra de Castilla-La Mancha): este crianza -variedades tempranillo y garnacha tintorera-, es muy equilibrado, carnoso y persistente.
A diferencia de mis compañeros, yo no tomé postre, pero tenían buena pinta y observando las caras pude ver que contentaban: podéis tomar desde unas torrijas, un arroz con leche, flan de huevo, o tarta de queso. Lo que sí tomé “para digerir la cena” fue una copa de pacharán navarro Baines, excelente -me aconsejaron que tenía que probar el pacharán Azanza, por lo visto el mejor de España, claro que para gustos…-. Con las copas, cafés y licores nos pusieron unas virutas de chocolate blanco y negro con almendritas tostadas, buen detalle para despedir Sylkar con buen sabor de boca.
Como veis, en Sylkar disponen de una buena bodega. Pero, os aconsejo, si queréis disfrutar de su tortilla y no gastar mucho, que os toméis un pincho de tortilla con una cañita en la barra. Calidad-precio está bien, pero a nosotros nos encareció el vino y salimos por unos 35 € por persona.

Bar-Restaurante Sylkar
Calle de Espronceda, 17
Tel. 91 554 57 03
Metro: Alonso Cano
Precio medio: 30 €

9 comments

  1. ¿A quien no le gusta una buena tortilla de patatas? Y por lo que nos cuentas en este restaurante no solo tienen buena la tortilla, sino todo lo que degustaste.

    Nos alegramos que que disfrutaras de una buena gastronomía.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

  2. Raquel, totalmente de acuerdo con tu comentario: es un sitio más indicado para pedirse una tortilla entre 4 en la barra que para subir a cenar, aunque tampoco está mal. He ido varias veces desde hace tiempo, y es de las mejores tortillas que he probado.

    ¡Saludos!

  3. Ana y Víctor,

    Sí, estaba muy buena, tenéis que ir, pero como digo, mejor os tomáis un pincho en la barra y un vinito. Nos vemos pronto. besos,

    Raquel

  4. Hola Rubén,

    Gracias por volver a visitarme; a ver si nos vemos, no ¿? por el Camuñas no hemos coincidio, jejje… Un abrazo,

    Raquel

  5. Raquel, totalmente de acuerdo, yo vivo al ladito del sylkar y aprovecho a menudo para tomarme su tortilla, muy buena y muy jugosa, el único defecto es que suelen prepararla con demasiada poca sal…

    Besos y blogs!
    Íñigo

  6. Hola Iñigo,

    Pues fíjate tú que yo también apunto la poca sal, pero como yo suelo ser de las del salero, no comenté nada, jejeje…

    Nos vemos el miércoles ¿?
    Si no, qe tengás buen puente, que esta semana acaba el jueves.

    Besin! Raquel

  7. Me alegro que pases unos momentos tan felices mi niña.
    Un abrazo.
    Margot

  8. Gracias Margot,

    …Y siempre hay pan y bebida, jejeje… espero que muy pronto podamos compartir buena mesa.

    besin

    Raquel

Deja un comentario