Prisma Culinario y Experiencias a un clic

Y, si lo piensas, todo parte de un clic ¡Clic por aquí, clic por allá! Más que el mero significado de lo que entendemos todos por “clic”, vamos a partir de su significado figurado como punto de partida, porque está claro que todo parte siempre de algo. Aunque no le demos importancia, ese puntito cobra bastante protagonismo, ya que gracias a un simple clic sumamos experiencias a nuestra existencia.

Así, gracias a un clic, el finde pasado me planté en Barcelona. Visita relámpago que, gastronómicamente, fue más que completito. Primera experiencia de  una calçotada en un restaurante (probé los Calçots en casa de familiares por primera vez, riquísimos con la salsa romesco casera).

Fuimos al Merendero Font de Les Planes, a 25 minutos en coche desde BCN. Es un lugar curioso, debajo de un puente y rodeado de árboles. Puedes hacer el menú calçotada (3 a elegir) o alquilar la barbacoa/espacio y llevarte tú los preparativos para hacerla a tu gusto.

Hay dos turnos (a las 13/ 15 hrs) y ambos al completo. Yo opté por el menú 3: pan con tomate y ajo, calçots con salsa romesco, alcachofas, butifarra a la brasa con alioli, patatas y judía. De postre, a elegir entre una variedad de clásicos de la gastronomía catalana, me pedí la crema catalana.

La verdad, todo muy rico, acompañado de vino, cerveza y sangría con una atención constante (fueron muy atentos y generosos). Destaco las alcachofas y la crema catalana (brutal). Buena experiencia y buena relación calidad-precio (30 euros menú con bebida, postre y café). Lógicamente, si vas por tu cuenta y alquilas el espacio, será más económico y lo disfrutarás en otro estilo.

¡De la calçotada a la pizza night!

No soy muy de aunar dos gastro jornadas en un mismo día, pero, en ocasiones, hay que adaptarse a lo que se planta en nuestro camino, más que nada porque me gusta disfrutar con sentido pleno cada momento. Así, salimos del merendero y los pizzeros nos esperaban en el portal para hacer una mega pizza quedada. Con las limitaciones y las cenas tempranas… pues acaba la sobremesa y, si te descuidas, en vez de postre tienes cena, jajaja…

Más allá de la pizza; aprovechando este clásico universal, vamos a darle un poco al tarro y ver todo lo que da de sí (de forma resumida) la pizza.

Fan de los neutros que admiten infinidad de gustos, tanto de base como de concepto. La pizza es como un bocata solo que sin tapa (excepto su versión calzone) y es una oda a la creatividad. Lo único que tienes que tener claro es que el secreto siempre estará en la masa. En casa de mi prima Cris, los findes son cooking time compartidos y sus amigos, Sergio y Víctor, foodies-cocinitas dan ese puntito gourmet muy al punto.

Sergio trajo las masas elaboradas por él, resto de amigos, los ingredientes. Yo formé parte del clan de los pinches, jejejeje… Todo apuntaba a que las pizzas iban a ser un deleite (yo pensaba, lástima que me van a pillar sin hambre, mis digestiones son más lentas de lo normal y con comidas pesadas, más aún). No sé a ti, pero, a mí, cuando me pilla algo sin hambre, lo tomo por el mero hecho de comer, pero el sabor y el gozo baja notablemente). En este sentido (he tenido discusiones sobre ello) hay personas que dicen que coman o no con apetito, les sabe igual ¿Y a ti?

Otra de las cosas que me gusta del concepto es que está la clásica pizza y sus variantes (siciliana, napolitana, romana, neoyorkina…), pero también su versatilidad y capacidad de adaptación a otras dietas (sin gluten, vegana…), ya que pueden hacerse con distintas harinas e ingredientes. La pizza con base de coliflor por ejemplo es, simplemente, espectacular.

En esta ocasión, cayeron 5 toppings, con chorizo y gorgonzola, con salmón, con champiñones, con berenjena y una mixta. La que más me gustó fue la de salmón y la mixta (con miel). La verdad, estaban deliciosas, se comían sin darse cuenta ¡Si las hubiera pillado con hambre mis ojos hubieran echado chispas jajaja!

Oda a la pizza como decía, porque son reinas de la fast food, pero son también reinas del slow food y la alimentación saludable. Una buena pizza (casera) requiere su tiempo, preparación y, con calidad de ingredientes y cariño, merece comerse a bocados lentos para disfrutarla a tope. Ah, y de postre, tuvimos brownie con Helado.

Todo esto por un momento de sofá sin ocupación y un clic al comprar un billete. Muchas de mis mejores experiencias parten por un “compra billete, no le des vueltas”.

Y, sobre clics, acabo mencionando que, hoy en día, más acentuado por la pandemia, en casa, podemos vivir también infinitud de experiencias saludables para la mente y el cuerpo; hay que agradecer a tantas personas que comparten sus entrenamientos, recetas y consejos a través de sus perfiles sociales. Hoy, por ejemplo, hice dos recetas que vi (aunque las modifiqué) y me quedaron bastante ricas: crema de pistachos, anacardos y dátiles y empanadas de plátano y queso (me resultaron panecillos de plátano, queso y panceta con harina de garbanzos).

Me gusta que la inmediatez de un clic se convierta en disfrute pausado y dé paso a un recuerdo que pueda contarte. Ojalá pueda seguir haciendo muchos clics, yo y tú, suma y sigue, es lo que importa.

5 comments

  1. Buenos días de lunes y comienzo de semana, que gusto poder escaparse con los tiempos que corren.

    Gracias por compartir tus vivencias y experiencias, feliz semana amiga

    1. A ti Rabea, por seguirme y estar presente. Un abrazo
      Raquel

  2. Gracias por compartir tu momento

    1. Gracias a ti Yudit por pasar por mi blog. Un abrazo. Raquel

  3. Hola guapísima! Lo que son las cosa de la vida, este día estábamos a 20 minutos la una de la otra. No conozco el sitio, pero se dónde está. Creo que debo ser la única catalana a la que no le gustan los calçots. Jajaja. Tengo unas 20 recetas de calçots, però cocinas como si fuera un ajuste o cebolleta. Pero en la forma típica catalana de comerlos, ensuciandote, con babero, y asados no me gustan. Entiendo que es una forma de reunirse una vez al año y como escusa tenemos en Catalunya la fiesta del calçot, que me parece estupenda reunirse, pero jamás he ido a una calçotada. Me alegro que disfrutaras mucho.
    Mil besos preciosa

Responder a Margarita Serrano Garrigós Cancelar la respuesta