Sabor de vaivenes y su aderezo

De repente te percatas de que son las 7 de la tarde y Sinestesia no ha dado señas; solía escribir tras desayunar los domingos, me gustaba ese hábito. Al cambiarme de ciudad, esa costumbre se desvaneció y dejé de tener un horario fijo para ello. Ello tiene su parte buena y su parte no tan buena, como todo; lo bueno es que me levanto y, si no tengo plan de día, voy haciendo lo que quiero hacer pero con orden de apetencias. Cocinar los tuppers de la semana es algo que se presta bienvenido los domingos a primera hora –y puff- lleva su tiempo. Escribir queda abierto a cómo transcurra el día, por tanto, nada seguro que el post llegue a publicarse. Habrá que plantearse volver a la rutina matinal.

Y así, hoy, cuando ya no entra el leve fresquito de la mañana, he salido a la terraza un ratico y Sinestesia ha vuelto. Llevo dos findes muy relajados, en realidad, todo el verano; es el plan que me apetecía, ya habrá tiempo para estar movida de nuevo, pero que sea con ganas. Estuve en Extremadura en verano (mi tierra) y me escapé unos días a Barbate/Zahara de los atunes. Aún es cercano, así que, a mi modo, ya me conoces, algo contaré sobre los sabores que registré.

Read Article

El sabor del libre albedrío planificado

Seguimos por aquí, contando historias vividas en primera persona, esas que contamos a nuestros conocidos y que, para mí, es un placer compartir con quienes me leéis. Hoy arranco el domingo con un pop up mental “viajar, viajar, playa, naturaleza”, tanto es así que me puse a mirar escapadas a primera hora, las vacaciones se acercan y la mente es como los buscadores de google, no se despista. ¿Qué traigo hoy? Tocó viajar por el levante esta semana y os contaré las paradas gastronómicas al paso.

Read Article

Tres ingredientes al uso del éxito

Este capítulo versa o parte de mi última visita a la ciudad condal. Mencionaré las estancias “a la mesa”, destacando sobre todo la suerte de toparme con historias que han terminado con recuerdos de aroma.

Obrador versátil: Lot Roasters

Ubicado en el número 43 de la calle Bailén, Lot Roasters es un espacio que llama a su paso, gran puerta de madera y ventanal. El interior es diáfano, en el centro pequeña barra con máquina para preparar café y exposición de pastas. Al fondo, el obrador y la bodega de cacao. En la entrada, las tostadoras. Úrsula y Cristian son los fundadores y directores del espacio; nos explicaron su filosofía de trabajo y su enfoque en la producción que realizan. En Lot Roasters solo encontrarás café y chocolate con origen Perú. El café proviene de la región de Cajamarca, al noroeste de Perú, cerca del Amazonas.

Read Article

Deseo Bocado Andaluz; entre Tapas y Tejeringos

Solo dos días para iniciar el último mes del año, parece increíble que, en nada, diremos ¡Hola Diciembre! Si no fuera por las luces navideñas, la bajada de temperatura y el continuo carrusel de películas navideñas en la TV y, porque sí o sí, sabemos en qué día vivimos, creería que aún estamos a mitad de año. La sensación que tengo es esa, hace nada hacía cierre para vacaciones de verano y ya toca, en breve, dejar todo listo para “volver a casa por Navidad”. ¿Te pasó lo mismo? Ya me contarás. Por mi parte, en este día de pleno invierno, donde la luz ya ha cesado y el frío se acentúa, daré algo de calorcito volviendo al sur y a las ricas tapas andaluzas.

Read Article

Rompiendo el Hielo “de vuelta a lo sinestesia”

Partir de cero, sea de lo que sea, reconectar tras la desconexión o volver a la rutina van anticipados de un suspiro de reflexión unido a cierta pereza. Para romper el hielo, nada mejor que empezar, comprando un billete, haciendo los tuppers de la semana o poniéndose frente a un folio en blanco. Al hilo de los tuppers, será posible… Aún estoy como un pato mareado cuando me dispongo a cocinar para la semana ¡Apetencias cero patatero! Tendré que pillar el ritmo porque con ganas soy mucho más efectiva y todo me sale más rico. Cocinar sin ganas es, en mi caso, una pérdida de tiempo… En realidad “las ganas” podríamos decir que causan ese efecto en todo a lo que acompañen, ya que vamos a hacer algo, hagámoslo disfrutando y con ganas –sí, no siempre las circunstancias ni el contexto son los más adecuados.- Y todo este rollo ¿Para qué? Para volver a retomar las sinestesias domingueras; aunque falte algo de inspiración, no quiero perder el hábito, quiero reenganchar ya que confío que, desde ahora, habrá muchas aventuras que contar o eso espero.

Read Article

Bocados Uniformes

«Entre mucho Tiki Taka de Quita y Pon»

El fondo de armario, cuántas veces hemos dicho “me compro esto, es un básico, fondo de armario”, una prenda tal cual uniforme, sienta bien, no pasa de moda, no cansa. En la despensa, también tenemos ingredientes imprescindibles y, en la barra de un bar, las tapas clásicas podrían ser nuestro fondo de armario.

Read Article

La Sonrisa Comestible

¿Ein? ¿Ahora se comen las sonrisas? He pensado unos instantes en aquello que quiero contar y, sin más, ha salido este título; seguro, cobra sentido con el hilo de las palabras.

La semana pasada, retomé un poco los viajes, las comidas fuera, el romper la rutina, el tomar café sola mientras chequeo la agenda del día en cualquier cafetería al paso de la estación a destino. Poco a poco, con extraña normalidad, todo comienza un nuevo rumbo.

Mientras iba en el AVE a Barcelona, eché un vistazo a los restaurantes cerca del centro BCN Masterd (aunque, esta vez dije, tomaré algo donde me lleven y que esté cerca), uno me llamó la atención “El Ñaño Caminito Guayaquil”, en Calle de Aragón, 54, lo retuve. Llegó el mediodía, mi compañera no tenía preferencias y el Ñaño no se hizo mucho de rogar. Allí nos dirigimos, sin reserva; hubo suerte y, aunque estaba casi lleno, nos dispusieron una mesa.

Read Article

El reverso de los días, punto de hebra neutro

En Zaragoza son amigos del viento, cierzo le apodan y es que son muchos los días que se presenta, aunque a veces solo saluda levemente. Yo aún estoy acostumbrándome, hay veces que pienso que solo le falta hablar, intenso, denso, se hace ruido rutinario, como el sonido de los coches en el centro de Madrid. Al final, a todo nos adaptamos. La lluvia es menos frecuente salvo que quede con mi amiga Eva, al final, doña aguas la voy a llamar, jaja… Desde mi llegada a la ciudad, cada encuentro con ella, no falla, día de lluvia y ya puede hacer mucho que no llueve o anticipar un día soleado… Así, hoy, domingo, habíamos quedado para desayunar y el reverso del día dispuso la quedada. De desayunos vintage y clásicos va la cosa, pero esto es solo el salvamantel.

Read Article

Prisma Culinario y Experiencias a un clic

Y, si lo piensas, todo parte de un clic ¡Clic por aquí, clic por allá! Más que el mero significado de lo que entendemos todos por “clic”, vamos a partir de su significado figurado como punto de partida, porque está claro que todo parte siempre de algo. Aunque no le demos importancia, ese puntito cobra bastante protagonismo, ya que gracias a un simple clic sumamos experiencias a nuestra existencia.

Así, gracias a un clic, el finde pasado me planté en Barcelona. Visita relámpago que, gastronómicamente, fue más que completito. Primera experiencia de  una calçotada en un restaurante (probé los Calçots en casa de familiares por primera vez, riquísimos con la salsa romesco casera).

Fuimos al Merendero Font de Les Planes, a 25 minutos en coche desde BCN. Es un lugar curioso, debajo de un puente y rodeado de árboles. Puedes hacer el menú calçotada (3 a elegir) o alquilar la barbacoa/espacio y llevarte tú los preparativos para hacerla a tu gusto.

Hay dos turnos (a las 13/ 15 hrs) y ambos al completo. Yo opté por el menú 3: pan con tomate y ajo, calçots con salsa romesco, alcachofas, butifarra a la brasa con alioli, patatas y judía. De postre, a elegir entre una variedad de clásicos de la gastronomía catalana, me pedí la crema catalana.

Read Article

Refrescando Sabores y Tradiciones

Cayó el sol y acabo de darme cuenta que Sinestesia volvió a romper la rutina de los domingos, escribir tras el desayuno. Con luz tenue me siento frente al teclado, sin libreta repleta de visitas para contarte. Hoy tocó desayunar fuera y la mañana la pasé al aire libre, el día estuvo fresquito pero con un solazo que invitaba a dejarse llevar.

Por lo que voy viendo, en Zaragoza, las buenas pastelerías abundan y hay montón de opciones para desayunar/merendar plácidamente. Iré contando, de a poco, los sitios que voy conociendo, pero me encantará tener una lista top ten de desayunos en Zaragoza (hay muchas, pero buscaré la mía propia, jeje).  El caso es que hoy no creas que la cosa va ir de desayunos, si no que voy a tirar de la técnica del refrito sin precedentes.

Read Article