Casualidad o Destino “Érase un pincho…”

Salir de tapas ya es un reclamo popular, una insignia española conocida y practicada en todo el mundo, vayas donde vayas, la tapa siempre tiene lugar y siempre hay hueco para una tapa. El pincho de tortilla, la ensaladilla rusa, las croquetas o la tapa de paella son el padre nuestro de las barras de la Nación. Los bares con menús diarios, y típico en los pueblos, acostumbran a poner la tapa del guiso del día ¡Cuántas veces, de la tapa, a pónme un plato de esto!

El País Vasco alzó la pasarela con su gala de pintxos y, hoy en día, en muchos rincones de España se replican barras repletas de tapas y pinchos; es una tendencia que sigue en plena efervescencia, se adapta, evoluciona. En Zaragoza, hay muy buena oferta para deleitar al paladar en rondas de tapas. Pasé por un clásico y, cómo no, deja huella en esta sección.

Read Article