La frustración ¿Sabor amargo o ácido?

Cumplir años siempre es buen motivo para sonreír y, con plan o sin plan, un brindis nunca está de más. Soy géminis, recién estreno nuevo número, pasé del 7 que tanto me gusta, jejeje… En mi cumple 2021, experimenté el sabor de la frustración ¡Anda qué! ¿Y eso pues? Venga, vamos a contar un poquito de la historieta, mientras comento algunos nuevos sitios para tomar nota.

Resulta que suelo ser muy de “la ley de Murphy” y mi plan sin plan del 5 de junio se vio afectado por el ambiente COVID en el que estamos; sí, inicié el sábado esperando la cita para hacer el test. Estuve mal con el estómago desde el jueves y hay muchos casos que empezaron así, así que prueba que me cayó. Afortunadamente, a las 13.30 hrs, sentí relax y aunque “no tan movidito” pude disfrutar del día de cumple. Además, tenía visita por primera vez en mi nuevo hogar, manda narices con Murphy.

Read Article

Casualidad o Destino “Érase un pincho…”

Salir de tapas ya es un reclamo popular, una insignia española conocida y practicada en todo el mundo, vayas donde vayas, la tapa siempre tiene lugar y siempre hay hueco para una tapa. El pincho de tortilla, la ensaladilla rusa, las croquetas o la tapa de paella son el padre nuestro de las barras de la Nación. Los bares con menús diarios, y típico en los pueblos, acostumbran a poner la tapa del guiso del día ¡Cuántas veces, de la tapa, a pónme un plato de esto!

El País Vasco alzó la pasarela con su gala de pintxos y, hoy en día, en muchos rincones de España se replican barras repletas de tapas y pinchos; es una tendencia que sigue en plena efervescencia, se adapta, evoluciona. En Zaragoza, hay muy buena oferta para deleitar al paladar en rondas de tapas. Pasé por un clásico y, cómo no, deja huella en esta sección.

Read Article

TAPAS-WORK EN ZARAGOZA

La ciudad de la Pilarica es un menú completo en todos los sentidos

 

Estuve en Zaragoza hace años, de paso, finalizando el viaje de fin de curso de octavo – creo recordar-. A finales de junio, tuve la oportunidad de volver a esta ciudad y me sorprendió gratamente; es, sin duda, un lugar con mucho encanto y muy buenas tapas. Fueron 4 días muy intensos de trabajo, de puesta en marcha de nuevos proyectos, de encuentros y, por supuesto, también hubo tiempo para disfrutar de la Buena Mesa.
Read Article